¿Qué exigen los normalistas de Michoacán para que reciban esta brutal represión?



Una vez más en México, vuelven a golpear al sector estudiantil. Continuando con la dinámica de criminalizar la protesta social, que es uno de los estragos que trae consigo la militarización del país, el “gobierno” de Fausto Vallejo en Michoacán, nos muestra, sin mascara alguna, su verdadero rostro y carácter represor, pues por la vía de los hechos pretende callar cualquier grito de justicia y revolución que salga de la garganta de aquel estudiante, maestro, trabajador o campesino que intente sublevarse contra el régimen actual del sistema.  
Con un inmenso operativo policiaco de miles y miles de policías tanto federales, estatales y los GOE (Grupo de Operaciones Especiales), se reprimió violentamente a los normalistas de Michoacán que han iniciado desde hace más de un mes un movimiento en contra de la reforma curricular a las escuelas normales. Ante la evidente desinformación de los medios de comunicación y autoridades, es necesario aclarar la situación para que no existan malinterpretaciones o tergiversación de los hechos. Este breve documento pretende desmentir lo que los medios callan acerca del movimiento y represión hacia nuestros compañeros.


¿Cuál es la demanda de los normalistas?

Históricamente las 8 normales (Escuela Normal de Educadoras (ENE), Escuela Normal Superior de Michoacán (ENSM), Escuela Normal Indígena de Michoacán (ENIM), Escuela Normal Rural de Tiripetio (ENRVQ), Escuela Normal de Educación Físican (ENEF), Centro Regional de Educación Normal de Arteaga Michoacán (CRENAM), Escuela Normal Urbana Federal (ENUF), Centro Regional De Educación Normal (CREN) que se agrupan dentro de la Organización de Normales  del Estado de Michoacán (ONOEM) se han caracterizado por el carácter combativo de los estudiantes que se aglutinan en ella; defender sus derechos como estudiantes y la misma educación pública, ha sido su bandera durante muchos años de lucha, resistencia y represión. 
En esta ocasión, nuestros compañeros rechazan la reforma curricular en las escuelas normales que pretenden imponer en 2012. Desde hace poco más de un mes, los estudiantes de las 8 normales de Michoacán impulsaron y mantienen la toma de sus centros de estudio en repudio a la reforma curricular. Esta reforma, entre otras cosas, propone el cambio de tres a cuatro años el periodo curricular, así como la incorporación del idioma inglés y tecnologías de la información en la misma, pero, ¿Cómo anteponer otro idioma ante las etnias indígenas natales? No se pude homogeneizar el sistema, pues se tienen que ver las características de cada región.

Como todas las reformas educativas, tiene el carácter bancario y capitalista que sólo busca crear seres sumisos, dóciles y fáciles de explotar, concibiendo en ámbito educativo y los planes de estudio con las llamadas “competencias” enfocadas a la competitividad, dejando de lado todo lo que tenga que ver con la enseñanza de principios humanos de solidaridad, ayuda mutua y aprendizaje teórico – práctico (para profundizar más en el tema de las reformas educativas, recomendamos nuestro documento de análisis: Las reformas educativas). Es “una imposición más de política económica y laboral, con cuya aplicación se pretende formar técnicos superiores de educación básica, contrario al proceso de crecimiento y desarrollo que llevamos en la entidad, además, significa un retroceso hacia la formación inicial de educadores populares con perfil pedagógico, psicológico, epistemológico, ético, filosófico y político que necesita la niñez michoacana” ( Pronunciamiento de la ONOEM)

Estos ataques a la educación tienen como trasfondo empobrecer cada vez más a la clase obrera, pues la imposición de políticas educativas que dan prioridad a la creación de mano de obra “técnica” que opere maquinas de industrias y empresas de la gran burguesía, que también destruye, en combinación de la reforma laboral, los derechos básicos del trabajador, apuntan a hacer más miserable la pobreza y la carestía de la vida con la privatización de servicios públicos, encarecimiento de productos básicos, etc.
Nuestros compañeros normalistas nos dan día con día con ejemplo de cómo luchar para defender sus derechos. Con acciones contundentes buscan hacerse escuchar ante los oidos sordos de las autoridades, encendiendo la alarma de alerta entre los grandes empresarios que ven en peligro sus intereses ante la reiterativa respuesta de los estudiantes defender la educación y las plazas que les competen al egresar como profesores; por ello el gobierno ha soñado durante mucho tiempo con la desaparición del normalismo. Con el pretexto de que los normalistas no aprueban las pruebas estandarizadas de la Alianza por la Calidad de la Educación(ACE) y las demás reformas educativas, buscan destruir los centros de formación para docentes, donde, en especial, las Normales Rurales, son focos rojos para el gobierno, pues son espacios que han engendrado históricos luchadores revolucionarios como Lucio Cabañas, Arturo Gamiz y Genaro Vázquez, quienes combatieron de manera contundente a la clase explotadora del pueblo trabajador (para ahondar más en el tema del normalismo rural, recomendamos nuestro documento: Las escuelas para pobres)


La represión al movimiento.

Por estos motivos el estado ha tomado cartas en el asunto para golpear a todos aquellos que defienden las escuelas normales. La violenta represión hacia los estudiantes de las Normales de Tiripetio, Arteaga y Cherán ocurrida en un inmenso operativo policiaco, actuando conjuntamente con la tergiversación de los medios de comunicación que obedecen a la clase dominante, el pasado 15 de Octubre, trajo consigo un saldo de 176 estudiantes detenidos en un primer momento; además del ataque sin tregua hacia el magisterio de la sección 18 de la CNTE y diversas comunidades indígenas que también se movilizaron para defender a sus hijos normalistas.
Muchos compañeros aglutinados en las instalaciones de Tiripetio y Cherán, fueron sorprendidos a las 3:00 am en un cobarde ataque de la policía, quien agredió violentamente y sin consideración tanto a hombres como mujeres que inmediatamente se defendieron contra el embate de los cuerpos represivos, respondiendo con piedras y palos hacia los elementos policiacos que, como siempre, están bien protegidos con cascos, chaleco antibalas, escudos y macanas, tal como si fueran a combatir  terroristas armados o sicarios.  Llegando a derrumbar una pared de la normal, golpeando a todo aquello que se moviera,  insultando a las valientes compañeras, violentando los usos y costumbres de la comunidad de Cherán, e incluso, quemando ellos mismos automóviles, los cobardes perros guardianes del estado arremetieron brutalmente contra los normalistas deteniendo a 168 en Tiripetío, 6 en Uruapan y 2 en Arteaga. Intimidando y amenazando a los compañeros: “¿No que muy guerrilleros? Nos los vamos a llevar al Cereso, pendejos... ¿Querían su 68, no?”, llegando incluso al acoso sexual con las mujeres: “las vamos a violar ahorita que se vaya la prensa... a mí déjame a esa de azul. Han de ser de las putas, vamos a encuerarlas”, les decían a las compañeras mientras las golpeaban (La Jornada: ¿Querían su 68, no?)

Curiosamente, días después de la represión, el espurio FECAL tenía planeada una visita a Michoacán donde haría escala en Cherán. Suponemos que este simpático personaje quería que se viera que en Michoacán no pasa nada, que ni los normalistas ni el magisterio se manifestaran en los días de su visita para no causar malas impresiones; por ello se utilizó a las fuerzas represivas para detener la contingencia social y mostrar orden y paz a como diera lugar, o, como dicen por ahí: “haiga sido como haiga sido”.
Actualmente quedan 8 compañeros de Tiripetio detenidos, se han dado muestras de solidaridad con acciones en diversos estados de la república, por ejemplo la CNTE bloqueó varias arterias de la capital del estado, así como la carretera Capacuaro-Uruapan, además tomaron la caseta de peaje cercana a Uruapan de la autopista Siglo 21; la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) y comuneros de Cherán bloquearon la salida a Pátzcuaro, a la altura de la colonia La Huerta de la capital del estado; compañeros del D.F. han realizado varias manifestaciones y el bloqueo de avenida insurgentes; en Oaxaca la Coordinadora Estudiantil de Normales del Estado de Oaxaca (CENEO) han actuado de manera contundente liberando plumas, tomando autobuses  y tiendas comerciales, e iniciar paro de actividades; las compañeras de la Normal rural de Amilcingo, Morelos y Saucillo, Chihuahua, también han realizado movilizaciones y brigadeos; igualmente estudiantes de la Universidad de Guanajuato; así como también el colectivo REZIZTE en Ciudad Juaréz. Todos con la misma consigna: exigir la liberación de los jóvenes. 

Este ataque se suma a la larga lista de represión hacia las normales, como fue la desaparición del El Mexe, Hidalgo, como fue en Mactumactza, Chiapas, Ayotzinapa, Guerrero, etc. Una vez más se hace evidente la consigna que corean los compañeros normalistas: ¡Al gobierno no le importa a los pueblos educar, le importa la policía y la fuerza militar! Y una vez más, volvemos a gritar con la cara encapuchada, y miles de puños en alto: 



¡A las normales rurales las quieren desaparecer, nosotros con lucha y sangre las vamos a defender!


2 comentarios:

german alvarez pardo dijo...

Y miren lo que son las cosas, para que nos vieran, tuvimos que cubrirnos los rostros, para que nos nombraran, tuvimos que negarnos el nombre, para tener futuro arriesgamos el presente y para vivir... morimos (COMANDANTE MARCOS).

elvis dijo...

Excelente materia, muy elucidativa en relación al papel de las escuelas normales en el zapato de los gobernantes.

Felicidades por la resistencia y perseverância

Elvis