Denuncia por el terrorismo de estado contra el Periódico El Comienzo, Medios libres y sectores en lucha.


A las trabajadoras y los trabajadores.
A los medios libres e independientes.
A las organizaciones sociales.

El día jueves 26 de noviembre alrededor de las 2:50 pm, la compañera Keherly Cruz Franco, quien milita en la organización Periódico "El Comienzo" de la ciudad de Oaxaca, se dirigía hacia un foro informativo-organizativo que se realizó en el sindicato de telefonistas sección 75.
Al bajar del taxi colectivo en la calle Nuño del Mercado, entre 20 de Noviembre y Miguel Cabrera, fue interceptada por una patrulla de la policía estatal. Tres policías descendieron de la patrulla, se acercaron a la compañera y le preguntaron -¿A dónde vas? ¿Qué traes en la bolsa? Saca tu identificación, no te hagas pendeja- a lo que ella respondió –no les voy a dar mi bolsa ¿Por qué hacen esto?- mientras una mujer policía tomaba a la compañera del brazo izquierdo para despojarla de su bolsa. Ante esto algunas personas que pasaban por el lugar se comenzaron a detener para ver lo que sucedía, por lo que Keherly comenzó a gritar que la policía la quería secuestrar y desaparecer. Un hombre de edad avanzada que pasaba por ahí preguntó a los uniformados -¿Por qué la quieren detener?- un policía respondió –porque hoy en la mañana hubo un asalto y nos reportan que una persona parecida a ella participó-. Después de que la compañera fue jaloneada e insultada por los uniformados, un policía más que no descendió de la patrulla dio la orden de dejarla y los demás policías subieron a la patrulla diciéndole a la compañera: “ni saques tu celular, ni tomes foto o grabes pendeja, que si lo haces ahora sí te carga la chingada ¿no que tienen muchos huevos? Luego están llorando que les rompemos su celular, ni saques esa madre o te carga, te estamos mirando, no saque el pinche celular, así son ustedes ¿no? Lárgate ya pues”. De manera inmediata la compañera acudió a resguardase al edificio histórico de la sección 22, que se encuentra a cuadras del lugar de los hechos, para después llegar al lugar del foro.
Minutos después del inicio del foro, un hombre con gorra negra, playera amarilla y complexión robusta, quien al sentir las miradas de los asistentes por su aspecto sospechoso se identificó como el policía estatal Néstor López Cruz, llegó al foro con todo el cinismo de la fuerza represora, pidiendo permiso para quedarse pues tenía órdenes de sus superiores de estar en el foro para conocer los acuerdos a los que se llegarían, además de conocer a quienes asisten a dicho evento para pasar la información al estado.
Es clara la intimidación de las fuerzas represoras para desmovilizar, desmoralizar e infundir miedo entre aquellxs que luchamos por mejorar e informar las condiciones en la que nos ha sumido la clase política mexicana y empresarial, que ha secuestrado el país hundiéndolo en una espiral de violencia y barbarie en el que lxs muertxs y reprimidxs son lxs mismxs de siempre: lxs de abajo. Hacemos responsable a todas las instancias policiacas, municipales, federales y estatales y a los mandos de cada una de ellas, de cualquier agresión física o psicológica hacia cualquiera de los compañeros y compañeras que integramos este medio independiente.
Ante las actividades que se emprenderán en Oaxaca para impedir la evaluación punitiva y ante la respuesta y repudio organizado en otros estados del país, el gobierno federal y estatal le apuesta a infundir el miedo y el pánico para desmovilizar, como lo muestra la detención y secuestro, hace unos días a manos de las fuerzas estatales, del compañero Cesar León Mendoza, integrante del medio libre "La Otra Oaxaca".
Hacemos un llamado a la organización, movilización y a la unidad en un misma lucha contra el poder corrupto. También les invitamos construir medios libres e independientes, a grabar, denunciar, tomar imágenes sobre cualquier agresión hacia cualquier luchador(a), informador(a) social, o a la población en general.

Lee y difunde los medios libres e independientes.

¡Queremos libres a los medios libres!
¡Ante la represión la movilización!

Atentamente:

El Comienzo Periódico


Gobierno de Oaxaca, apología del régimen porfirista.

Winmay




Se deben releer los pasajes históricos de México para comprender lo que actualmente acontece en este país. Leer sobre las luchas obreras y campesinas por la exigencia de condiciones laborales más dignas.

Uno de los antecedentes de las huelgas, los movimientos sindicales y comienzos de la propia revolución mexicana se describe a continuación, sin encontrarnos lejos de una realidad política actual, pues las crisis que hoy sostiene el gobierno tienen similitudes con algunas de tiempos anteriores a los nuestros. Casi nada alejadas de las dignas luchas que actualmente el magisterio (la CNTE) debe librar en las aulas escolares y en las calles.


Huelga de Rio Blanco

Durante la Dictadura Porfirista se prohibió a las y los trabajadores que formaran organizaciones o iniciaran cualquier manifestación para defender sus derechos laborales, castigándose con multas e inclusive prisión a quienes desobedecieran.

Pese a esta situación y a lo ocurrido en Cananea, 6 meses después, otra importante huelga estalló. Durante enero de 1907, en la región de Orizaba, en el Estado de Veracruz, en las fábricas textiles de Río Blanco, trabajadores y trabajadoras se declararon en huelga por las malas condiciones de trabajo a que les sometían; entre las que se encontraban jornadas continuas de 14 horas, salarios condicionados con multas, y control sobre las actividades que realizaban.

En busca de una solución, nombraron como árbitro de la problemática al Presidente Porfirio Díaz, quién favoreció al empresariado, ordenando la reanudación de labores en las fábricas el 7 de enero de 1907.

El mismo día 7 de enero en Río Blanco, cerca de dos mil, entre trabajadores y trabajadoras operarios(as) agrupados en el Círculo de Obreros Libres, se amotinaron frente a la fábrica, lanzado piedras e intentando quemarla, pero la policía montada lo impidió, entonces saquearon y quemaron la tienda de raya propiedad de Víctor Garcín. Un empleado de la tienda de raya dio muerte a uno de los trabajadores huelguistas.



La reacción de la clase obrera fue atacar con piedras y amotinados incendiaron la tienda de raya, dando muerte a los dependientes. Por órdenes de Porfirio Díaz, el ejército al mando del general Rosalino Martínez disparó contra el proletariado, el cual tuvo que huir a Nogales y a Santa Rosa. De regreso a Río Blanco, los amotinados fueron interceptados por más fuerzas federales que dispararon también contra mujeres y niños. Se estima que 800 personas fueron asesinadas.



Durante dos noches, testigos vieron plataformas de ferrocarril con cadáveres apilados que fueron arrojados al mar. Porfirio Díaz y el General Rosalino Martínez eran agasajados por los dueños de las fábricas, honrando (según ellos) a Porfirio Díaz con el título de “Héroe de Paz”.



El 9 de febrero sólo se presentaron a trabajar 5,512 trabajadoras y trabajadores de entre 7,083 de esa zona, la diferencia fue de 1,571 faltantes, los cuales habían sido asesinados, heridos o desplazados. Cerca de 223 trabajadores varones y 12 trabajadoras mujeres más fueron encarceladas.

Estos dos acontecimientos conmovieron al país entero e inspiraron los movimientos que culminaron con el inicio de la Revolución Mexicana en 1910.



En la peor época del régimen porfirista México tenía “paz”, pero el precio incluía la tiranía y la supresión, supresión de toda forma de manifestación y organización, la misma supresión que significó masacre para las y los “huelguistas”; masacre perpetrada por la propia presidencia de la república. En su claro afán de “Paz, orden y progreso” como lema utilizado por Porfirio Díaz durante sus años de dictadura.



¿Gobierno del cambio?


El tiempo ha demostrado que la clase trabajadora fue traicionada por los actuales gobernantes, al mantener la misma actitud que sus antecesores. El claro ejemplo lo da el gobernador del Estado de Oaxaca: Gabino Cué, un personaje que hacía alarde sobre un cambio verdadero en la forma de gobernar dentro de la entidad.

Un cambio que desde su campaña política impulsó con el lema “Paz y progreso” haciendo apología del propio slogan político que utilizó el dictador Porfirio Díaz.

El señor Gabino Cué, tuvo que traicionar sus intenciones de un “buen gobierno” o un gobierno de “izquierda”, desde el momento que mantuvo intocables a los autores intelectuales y materiales de los asesinatos, torturas, desapariciones y más atrocidades de lesa humanidad cometidos contra la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca y contra el magisterio digno de la sección 22, durante el paro y las movilizaciones sociales ocurridas en el año de 2006.



Gabino Cué y el gobierno federal actúan de la misma manera que los peores regímenes políticos, toda vez que pretenden imponer la “paz” echando mano de la estrategia militar y policiaca para perseguir, criminalizar, torturar y encarcelar a luchadores sociales. Tal como ha ocurrido en los últimos días del mes de octubre, en donde detuvieron a cuatro profesores de la sección 22 (Othón Nazariega Segura, Roberto Abel Jiménez, Efraín Picazo Pérez y Juan Carlos Orozco Matus), quienes se encontraban en su férrea lucha por la abrogación de la “reforma educativa” y de las “reformas estructurales”; además que dichos docentes, como una gran capa del magisterio al que han bautizado de disidente desde la participación que tienen en diferentes comunidades se oponen a diversos devastación de trasnacionales contra el territorio y los recursos naturales. Luchas dignas que las bases democráticas de la CNTE junto a organizaciones sociales, han librado en los diferentes Estados de la república, con la finalidad de evidenciar a un sistema de gobierno que ha optado por defender a la clase parasitaria en el poder: la burguesía.



El gobierno federal y estatal en su clara desesperación intentan dar lecciones de escarmiento al magisterio. Giran órdenes de aprehensión contra dirigentes sociales, magisteriales y estudiantiles para acallar la ola de protestas. Las “autoridades educativas” por su lado han decidido imponer una serie de evaluaciones a las y los docentes, con el claro objeto de encontrar justificaciones para los despidos masivos que podrían avecinarse. El magisterio, el estudiantado y las organizaciones sociales saldrán a las calles toda vez que el gobierno pretenda despojarnos de derechos laborales y humanos. Toda vez que se tengan que defender los sueños de una vida digna, igualitaria y justa entre quienes habitamos este país, consolidándola como lo legítima que es ante los ojos del mundo.



“Reforma educativa” y guerra sucia contra el magisterio.

Ajal



El pasado 29 de octubre el movimiento magisterial estaba inmiscuido nuevamente en otra jornada de lucha, como lo ha venido haciendo desde hace más de 30 años. Desde el día 26 de octubre trabajadores y trabajadoras de la educación y organizaciones mantenían un acordonamiento al “nuevo IEEPO”, esto en el marco de la acción global por Ayotzinapa, y también como medida de presión para exigir una mesa de negociación que pudiera solucionar algunos problemas gremiales, entre ellos, la falta de pagos de muchos trabajadores y trabajadoras que se aglutinan en la CNTE quienes arbitrariamente fueron objeto de despidos por parte del Estado. De quienes se tenían más de 2 años con los salarios retenidos y salieron a la calle a exigir su pago correspondiente. A modo de solidaridad y convencidos de lo justo de las demandas, profesorado de base y organizaciones sociales salieron a apoyar la lucha que se llevaba a cabo. Personas combativas, precisamente como los 4 compañeros recientemente detenidos. El acuerdo de las bases fue alargar la actividad de protesta indefinidamente, hasta lograr un diálogo con el Estado. En ese contexto, el miércoles en la noche, el movimiento social fue a descansar brevemente de la jornada de lucha, con el bombardeo mediático agudizado por los medios oficiales desde que “el gobierno del cambio” recibió la orden de quitarse la careta y asumir una postura más represiva contra el movimiento magisterial y el movimiento social, que desde el 2006 ha marchado parcialmente articulado pese a grandes obstáculos. Sin embargo,  alrededor de la 1 de la mañana del 29 de octubre nos enteramos que el terrorismo de estado empezaba a actuar como en los años más álgidos de la guerra sucia.


Guerra sucia contra el magisterio
Othón Nazariega y Efraín Picazo mantenían su actividad sindical a altas horas de la noche, ya que eran por su cargo, responsables de vigilar el éxito de la actividad realizada por la sección 22. Roberto Abel Jiménez caminaba y dialogaba con camaradas del movimiento social. “Vamos a seguir en la lucha” decía, animando a los compañeros y las compañeras. Según declaraciones de sus familiares*, Roberto abordó su automóvil rumbo a una reunión para ser seguido poco después por un comando de personas fuertemente armadas quienes lo detuvieron y golpearon mientras trataba de huir. Luego de la detención de Roberto, el movimiento social se puso en alerta. Othón, sectorial de periferia, temiendo por la vida de Roberto decidió ir en su búsqueda pero fue también detenido. En otro punto de la ciudad Efraín Picazo mantenía su trabajo organizativo en la toma del IEEPO cuando comenzó el desalojo. Coordinó el repliegue en lo que trataba de encontrar a sus compañeros. Poco después fue detenido con un familiar, quien junto con Picazo fue encañonado, para después ser abandonado en un terreno baldío. Por último, en otra región del estado de Oaxaca, el Istmo de Tehuantepec, personas vestidas de civil irrumpieron violentamente en la casa de Juan Carlos Orozco Matus, maltrataron a sus pequeñas hijas, a su esposa quien tiene un embarazo de 5 meses y fue sacado de su domicilio semidesnudo.

¿Detenciones al azar?

Cuatro compañeros detenidos, poco después del desalojo del IEEPO y una incertidumbre tremenda se vivía la madrugada del jueves, pues lo que se sabía de los compañeros solo era que habían sido levantados por personas fuertemente armadas, sin ninguna identificación oficial, golpeados y desaparecidos. Las detenciones no son un hecho de aplicación de justicia, es el intento del estado por descabezar al movimiento, pues de los 4 compañeros detenidos, 3 forman parte de la estructura de la sección 22 -el reconocimiento que hacen compañeros y compañeras de la importancia al interior de la sección 22 coincide en que los 3 cumplían la función de operativizar las actividades que emanaban de las asambleas estatales, rebasando en muchos casos la capacidad de la dirigencia-. De Roberto, aunque no tiene un cargo en la estructura, es posible decir que es un luchador social completamente comprometido, que en más de una ocasión ha encendido los mítines no solo de la sección 22, sino que además acompañado de su guitarra, interviene en más manifestaciones, como en las acciones globales por Ayotzinapa, o el aniversario de la lucha de la comunidad de Álvaro Obregón en el Istmo de Tehuantepec. Los cuatro compañeros cumplen con todos los méritos de ser considerados un ejemplo de luchadores incansables, con una trayectoria extensa tanto en el trabajo dentro de las aulas, como el trabajo sindical. El objetivo del estado al detenerlos, es asesinar al movimiento, cortarle las manos y la cabeza. Por si alguien dudaba de esto, el estado se encargó de reafirmarlo al girar la orden de aprehensión contra otras 3 docenas de doCNTEs más, siendo vari@s de ell@s considerad@s por gran parte del profesorado y movimiento social, figuras importantes en la lucha contra la reforma educativa en Oaxaca, entre ellas Norma Cleyver Cruz Vázquez**, representante de la región de Valles Centrales. Norma lleva luchando durante cuantioso tiempo contra la apatía, la burocracia y otros vicios sindicales. Ha logrado sostener e inyectar de vitalidad la lucha magisterial, junto con las bases comprometidas y sus compañeros Othón, Picazo, Roberto y Matus. Desde el 29 de octubre ha tenido que resguardarse ya que la PGR inició un operativo para detenerla junto a un aproximado de 30 personas más pertenecientes al magisterio.

Es importante mencionar que las detenciones y las órdenes de aprehensión se han llevado a cabo antes de la aplicación de la evaluación en el estado, pues todo indica que con estas estrategias de represión, quieren ser dispersadas las fuerzas del movimiento. El 14 y 15 de noviembre ha sido anunciado por Gabino Cué*** (hasta el momento en que se redacta la presente información) como la fecha para que las evaluaciones sean realizadas, blindadas además por un despliegue policiaco después de ser aplazadas en varias ocasiones. El estado ha declarado la guerra frontal y ha dado además los primeros golpes con la detención de los compañeros, pero eso no debe ser un signo de derrota, sino lo contrario. Si se quiere parar la evaluación no será con incertidumbre o derrotismo, será con el convencimiento que un trabajo como el realizado por Norma,  el resto de base y cuadros intermedios con órdenes giradas en su contra, y los 4 compañeros es posible hacerlo. Solo podrán descabezar al movimiento si el magisterio sigue esperando nuevos líderes y no convierte la lucha en un movimiento de masas organizadas. Es momento de salir a las calles enarbolando las consignas de libertad sin negociación de los 4 compañeros, cese de las órdenes de aprehensión y no a la evaluación, alimentadas por las consignas de la clase trabajadora. Las bases conscientes, junto a sus representantes medios, Norma, Othón, Picazo, Matus y sindicalistas como Roberto han trazado el camino.





LA LUCHA DE LA CNTE, UNA LUCHA CON MUCHOS RESULTADOS. En defensa de la CNTE y la sección XXII


Noctámbula Franco




La CNTE surge como una organización de masas conformada por trabajadoras y trabajadores de la educación democráticxs del país, independientemente de la burguesía y su estado, del charrismo sindical y de cualquier organismo político, es decir, no es propiedad de nadie más que de los trabajadores y las trabajadoras. Son muchas las secciones que aglutina la Coordinadora. Una sección, y una de las más fuertes, la sección 22 el modelo sindical de dicha sección muestra su fuerte asociación por el aprendizaje, su compromiso, no solo por la defensa de la educación, pues en más de una vez dejó claro su compromiso con la clase trabajadora de la ciudad y el campo, tal como sus principios como CNTE le dictan. El Movimiento Democrático de las Trabajadores de la Educación ha sabido arrancar los derechos a los gobiernos estatales y federales a través de la movilización y la protesta en diversas minutas de acuerdos, logros importantes para la vida política, económica, educativa, laboral y sindical. Como ejemplo de logros de la CNTE está la jornada de lucha de 1999, donde logró detener la municipalización de la educación gratuita en nuestro estado y al mismo tiempo conquistó el derecho a los libros de texto gratuitos para los alumnos y las alumnas de educación secundaria de todo el país. Como resultado de la movilización del movimiento de la sección 22 se logran la obtención de uniformes, zapatos y útiles escolares gratuitos.

Entre otros de los logros de la férrea resistencia de la CNTE deberá reconocerse también la cancelación de algunas de las aberraciones pedagógicas y políticas de los gobiernos recientes, entre ellas el Acuerdo por la Calidad Educativa firmado por Gordillo y el gobierno panista, la prueba Enlace, la evaluación universal al magisterio -todas ellas hoy aprobadas por el gobierno capitalista en turno y frenadas por mucho tiempo gracias a la movilización que dicho gremio le ha costado persecuciones, detenciones, desapariciones, despidos y otros “castigos”, además de un perjuicio incalculable a la educación de los niños, niñas y jóvenes mexicanos (¡tan defendidos por Televisa!)-. También está entre sus logros la eliminación de algunas de las absurdas pretensiones iniciales de las actuales reformas impuestas por medios legales e ilegales. Los gobernantes y los medios a su servicio nada dicen, en cambio satanizan a quienes les han denunciado y combatido las políticas del estado represor.

Ante la creciente manifestación y por las muestras de repudio contra la reforma laboral educativa en todo el país, el Gobierno estatal y Federal han iniciado la fabricación de cargos en contra de la estructura y la base magisterial de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. En primer lugar Oaxaca con 4 órdenes ya ejecutadas pero con muchas más aun por ejecutar como es el caso de la esta entidad y en la de Michoacán, dando muestra con ello de una política represiva, fascista.




En defensa de la CNTE, sección 22.


Una de las consignas de la CNTE ha sido y es: contra las reformas estructurales aprobadas por quienes entregan el país a la burguesía internacional, quienes saquean nuestros recursos naturales y explotan a la clase trabajadora. Las contra-reformas más lesivas y dañinas que se han implementado hasta el momento.

Lo que pretende hacer el estado capitalista es un golpe semejante al que dio Felipe Calderón al Sindicato Mexicano de Electricistas con la desaparición de Luz y Fuerza del Centro. Pretenden fulminar a la sección 22 para así terminar con los derechos de todas y todos los trabajadores, no solo de la educación, la fulminación del sindicalismo democrático y de base es ahora la prioridad de la burguesía. Para el gobierno es factible la creación de los sindicatos blancos en donde su dominio y el control sobre de la clase trabajadora es más fácil, como el caso del sindicato de los petroleros cuyo máximo líder Carlos Antonio Romero Deschamps obedece a sus propios interés de la clase domínate a la que él pertenece.

La desaparición de la sección 22 significaría un golpe duro a la clase trabajadora, no solo de la educación, los otros sindicatos democráticos o en proceso de democratización serán más fáciles de desaparecer y con ellos los derechos ganados por la clase trabajadora. La lucha sigue. Las y los trabajadores de la CNTE valoran sus logros, han reafirmado el sentido de sus empeños de más de 30 años, y tienen claro que no han sido inútiles ni les falta justificación ¿Quién puede negar hoy que sus batallas han sido y son necesarias y valerosas respuestas a la antidemocracia y corrupción impuesta por los gobiernos capitalistas? ¿Cómo ignorar las valiosas lecciones que nos dan? ¿Cómo ignorar el despertar de la conciencia de miles en todo el país que reclaman una verdadera reforma educativa y el respeto a sus derechos laborales básicos? ¿Cómo no mirar que luchan por tirar todas las reformas estructurales?

En ese sentido la unidad de la clase trabajadora de la ciudad y el campo tiene que ser más fuerte ahora y no ceder. El estado apuesta a que, si desmovilizan en Oaxaca a la sección 22 con una acción punitiva, el resto de trabajadoras y trabajadores del país se doblegará. El estado opresor usa todo sus medios para infundir el miedo y es normal sentirlo de algunas cosas pero en la actualidad el miedo es uno de los factores más utilizado por la política capitalista internacional y nacional para satisfacer los intereses económicos y políticos.

SI EL GOBIERNO ESCUPE PROMESAS DE BONOS O REPRESÍON, PROMETAMOS NOSOSTR@S ABONAR A NUESTRA DIGNIDAD Y CONCIENCIA DE CLASE.

A pesar de las declaraciones en las que se alardea que un infladísimo 33% de la membresía magisterial se registró para ponerse al servicio de lo que será el proceso punitivo que formalice el desempleo y la precariedad laboral para quienes sobrevivan a este, el censo no oficial pero confiable de las bases del MDTEO estiman que este porcentaje es menor al 20. Lo que se traduce en que más de un 80% no sólo ha hecho temblar al régimen, sino además, lo han hecho mostrar sus diversas facetas desesperadas ante la presión del poder financiero; facetas que van desde la más cómicas hasta las más sanguinarias, pues ya han sido varios los berrinches del estado por querer completar durante dos años la fase inicial del proceso de evaluación. Dos años llevándose su lección dada por el magisterio, teniendo que reconocer que sus cantos de sirena no han funcionado ante la firmeza y combatividad de la CNTE. Hoy se burlan de la dignidad del profesorado, mostrándole el garrote en la mano derecha, y bonos y premios en la izquierda. Peña y Nuño por un lado, Gabino y Moisés por el otro, han demostrado ser parte del mismo juego y representar los mismos intereses empresariales que vienen detrás de la reforma educativa, teniendo en medio siempre las armas, fuerzas represivas, gendarmería, policía estatal y demás bestias guardianes de la propiedad privada, disfrazadas de benevolencia (como si necesitáramos de esta).

En sus desesperados pasos han querido mover cielo, mar y tierra para tratar de desgastar y desmovilizar las conciencias del pueblo trabajador. No han podido. Además de los varios aplazamientos de la evaluación, han enviado hostigantemente notificaciones para que la disidencia se presente a ella, pero en el magisterio no encuentran la respuesta que buscaban. La lógica y la razón no habitan en el Estado, ya que pretende rogar y convencer después de que criminaliza, persigue y encarcela a la militancia de la Coordinadora tal cual lo demuestran las detenciones y encarcelamiento de Roberto Abel Jiménez García, Othón Nazariega Segura, Efraín Picazo Pérez y Juan Carlos Orozco Matus por cometer el pecado divino de pertenecer a un gremio que lucha no sólo contra las reformas estructurales, sino contra la miseria, el despojo, la guerra y la muerte que embisten contra las y los explotadas(os). Esto demuestra que la tortura y las irregularidades jurídicas del empresariado contra quienes protesten están a la orden del día, pero cuando se trata de hacer pacto con el narcotráfico (la más grande empresa mexicana) su ley se vuelve maleable según los intereses, llegando al punto de armar teatros que simulen fugas y elecciones.

Bajo este sistema la única ley que es inmutable es la del dinero. Si de rendir cuentas se trata, el gobierno se las rinde no sólo a la burguesía nacional, obedece también a los llamados trasnacionales. Al firmar nuevos Tratados de Libre Comercio, por ejemplo el TPP (Acuerdo de Asociación Transpacífico) -el cual prioriza la introducción de mercancías provenientes del exterior- lo único que puede ofrecer México a las grandes potencias es depurar la industria agrícola y fabril que pudiese haber en territorio nacional, así como generar mano de obra barata para el armamento y transporte de que las mercancías que piensen seguirse importando, pero primero hay que reordenar la mano de obra ya existente ¿y cómo? pues castigando a la que es más férrea y congruente. Para poder reducir las demandas y el descontento de la clase obrera y el campesinado pobre, hay que desbaratar a los referentes más combativos, como el sindicalismo democrático. Al menos esas son las intenciones. Uno de estos referentes es la CNTE, la cual no se ha dejado mangonear fácilmente por los gobiernos que representan a la burguesía.

En días recientes se vio de forma indiscriminada el reparto de televisores digitales en Oaxaca, a través de los cuales le harán creer a la sociedad que el magisterio democrático se ha vuelto loco por recibir gases, toletazos y tortura al no presentarse a una evaluación laboral. La línea editorial deshumanizante de los medios comerciales ha sido trazada con premeditación: "todo se valdrá mediáticamente para la clase dominante a partir del 14 y 15 de noviembre". Así se demostró con la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa y el asesinato de 3 personas por manos del Estado en la noche de Iguala, tratando de vincularles falsamente con el crimen organizado. Hace días repitieron la misma “hazaña” filtrando una llamada telefónica descontextualizada de algunos normalistas de Ayotzinapa para repuntar la misma farsa y de nuevo poder reprimir “justificada” y sanguinariamente a las bases de dicha normal la tarde del 12 de noviembre, durante la cual fuerzas policiales persiguieron a más de 100 normalistas que se dirigían a Chilpancingo, rompiendo cristales de los vehículos en los que se trasladaban y disparando gases lacrimógenos a menos de 5 metros de distancia, por lo cual resultaron 13 detenidos y decenas de heridos (varios de ellos hospitalizados en diferentes sanatorios de Guerrero). Argumentando el rescate de las unidades que la misma policía destruía.

En su afán por a ubicar maestras y maestros sumisas(os) frente a grupo, que les sirvan para reproducir la falta de conciencia, emociones, crítica y sensibilidad en la niñez; la élite comunicacional y empresarial pretende utilizar las mismas herramientas en Oaxaca y en entidades donde el magisterio pretenda resistir. La guerra de baja intensidad inició con términos descalificativos que se reproducían día y noche en medios oficiales y no oficiales: “pozoleros”, “delincuentes”, “vándalos” y demás. No innovan, solo reinventan modas pasadas, poco ha faltado para regresar al viejo invento de que quien se asumiera como luchador social era “come-niñ@s”. Son los mismos métodos de siempre, recordemos que a Villa y Zapata los ponían en carteles donde ofrecían elevadas recompensas por su captura; en el 2006 la radio “ciudadana” llamaba a la sociedad a no participar en las movilizaciones de la APPO, alegando que los simpatizantes de esta eran violadores, portadores de peligrosas enfermedades que venían por las mujeres y a destruir la armonía familiar. Poco ha quedado de aquél discurso en el actual contexto de un país donde mueren más de 7 mujeres al día, hay más de 25 mil desaparecid@s y 150 mil cadáveres que mucho le tendrían que reclamar a quienes en ese entonces lanzaban dichos ataques y hoy son responsables directos o indirectos del presente clima de muerte y violencia, como lo confirma el asesinato del profesor Guillermo Cordero Audelo, entrenador deportivo y miembro agremiado a la sección 22, baleado por un cantante de narcocorridos sin intervención de la gendarmería, demostrando con ello que se encuentra hospedada en lujosos hoteles para estar al pendiente de los llamados a represión que dicten sus patrones.

En medios de comunicación masiva también se ha promocionado al “nuevo” y militarizado IEEPO, al igual que las falsas preocupaciones de Gabino Cué por la no asistencia a la evaluación y los fuertes llamados a perder el supuesto miedo que las bases le tienen a la estructura sindical e intentar convencernos que en dicha evaluación se encuentra la solución a todos nuestros males. Se anuncian bonos y oportunidades para quienes presenten el examen, pero no anuncian la represión, como tampoco las modificaciones hechas hace unos días al régimen de pensiones que condicionan con la evaluación la cantidad y calidad del retiro de futuras y futuros jubiladas(os); en esos mismos medios que satanizan la protesta poco se anuncia la actual libertad de grandes criminales como El Chapo, Ulises Ruiz, Daniel Camarena Flores y ahora Bulmaro Rito Salinas; a veces cabe el cinismo para pregonar el terror y decir que hay suficiente gendarmería para reprimirnos (así de bipolar y convulsivo es el mensaje). Han querido fragmentar por diversos métodos al movimiento magisterial y social para el momento decisivo en las calles, pero el magisterio sabe cerrar filas ante dichos ataques y de paso taparles la boca. Este debe también mantener la experiencia y las tradiciones de lucha más eficaces. Como en años anteriores, en las últimas jornadas se han emprendido tácticas de difusión cultural en mítines políticos, plantones pedagógicos, foros de denuncia, calendario alternativo al oficial (a pesar de los descuentos de castigo) en exigencia de la libertad de los presos y contra la reforma pseudoeducativa; pero ello no será suficiente, las bases conscientes saben que llegará el momento de pasar a la acción, como lo demuestra el posicionamiento por el paro si continua la evaluación y los castigos.

Es necesario que discutamos y analicemos lo que vendrá después del 14 y 15 de noviembre, por algo la clase empresarial y sus representantes pretenden ejecutar la evaluación en diferentes etapas. Bajo la actual crisis sostenida por ellos, bastará un movimiento que den en falso para sacrificar sus “avances” generados desde la militarización y la creación del nuevo IEEPO. Sigue siendo necesario el fortalecimiento en comunidades, el vínculo con madres y padres de familia, voltear a ver otros procesos honestos  de lucha y autodefensa, pero sobre todo generar un banco de actividades contundentes coordinadas y simultaneas. Debemos recordar que lo único que ha traído la alianza con el oportunismo electoral son puñaladas por la espalda, así lo demuestra hoy Gabino Cue. Los compañeros que se encuentran actualmente encarcelados y quienes son perseguid@s injustamente en algún momento escucharon o corearon la consigna “si tocan a un@, tocan a tod@s”. La mejor forma de reivindicarla y liberarles es con la movilización efectiva en las calles. Se le han dado lecciones al sistema, pero este debe entender que la siguiente podrá ser más sólida y organizada; que más allá de aspirar a recibir bonos y fortalecer nuestros salarios estamos dispuestos a fortalecer y abonar en nuestra conciencia de clase.

Desde este medio responsabilizamos a los diversos grupos empresariales, gobierno federal, local y aliados municipales de toda forma de criminalización, amedrentamiento, provocación y represión desatada por sus fuerzas policiales.

¡AL GOBIERNO NO LE IMPORTA A LOS PUEBLOS EDUCAR, LE IMPORTA LA POLICÍA Y LA FUERZA MILITAR!

¡DONDE HAYA INCIDENCIA DE LA CNTE Y LAS CONCIENCIAS SE ENCUENTREN FIRMES Y DISCIPLINADAS, LAS REFORMAS NO PASARÁN!

¡LIBERTAD A L@S PRES@S POLÍTICOS DE LA CNTE!


EL ESTADO LOS LLAMA "PELIGROSOS", 
ESTE ES EL PERFIL Y LAS ARMAS DE LOS DOCENTES OAXAQUEÑOS.

Los docentes detenidos arbitrariamente por el Estado fascista cuentan con un perfil considerado en las esferas de este gobierno como un peligro para la nación porque han despertado conciencias de lucha social y popular. Los que ahora son considerados por el Estado como “peligrosos" cuentan con las siguientes armas y perfil:


"Reforma educativa" imponiéndose a sangre y fuego

El Comienzo Periódico

02/11/15



El pasado 29 de octubre el movimiento magisterial estaba inmiscuido nuevamente en otra jornada de lucha, como lo ha hecho desde hace mas de 30 años. Desde el 26 de octubre se mantenía un acordonamiento al “nuevo IEEPO”, esto para exigir una mesa de negociación que pudiera solucionar los problemas como la falta de pagos de muchos trabajadores y trabajadoras de la educación afiliados a la CNTE que fueron arbitrariamente despedidos por el gobierno federal y estatal. Muchos de ellxs tenían más de 6 meses con los salarios retenidos y salieron a la calle a protestar. Solidariamente también salieron a las calles organizaciones sociales, y profesores que no tenían incidencia en sus pagos. Personas combativas, precisamente como los 4 compañeros detenidos. El miércoles en la noche fuimos a descansar de la jornada de lucha, con el bombardeo mediático emprendido desde que el gobierno dijo no al diálogo y asumió una postura más descarada contra el movimiento magisterial y el movimiento social, que desde el 2006 se ha acostumbrado a marchar juntos. Sin embargo poco después nos enteramos de que el terrorismo de estado empezaba a actuar como en los años más álgidos de la guerra sucia. El levantamiento fue realizado por personas vestidas de civil fuertemente armadas, que con violencia sacaron a Roberto Abel Jiménez García de su automóvil. Poco después seguiría Othon Nazariega, Efraín Picazo y, en el Istmo, Juan Carlos Orozco Matus.

¿Detenciones al azar? Cuatro compañeros detenidos, poco después el desalojo del IEEPO y una incertidumbre tremenda se vivía la madrugada del jueves, pues lo que se sabía de los compañeros solo era el levantamiento violento. Las detenciones no eran un hecho casual, es el intento del estado por descabezar al movimiento, pues los 4 compañeros detenidos cumplen con todos los méritos de ser considerados un ejemplo de luchadores incansables, con una trayectoria extensa tanto en el trabajo dentro de las aulas, como en el trabajo sindical. Pero además se empieza a observar el modus operandi de un gobierno que apuesta al terror, pues después del comunicado de la PGR donde se avisaba del traslado de los compañeros al Altiplano, se dan a conocer algunas fotografías donde se logran observar los golpes infringidos a los 4 compañeros. Muchos medios contrastan las detenciones de los profesores, con las detenciones de los principales líderes de cárteles de la droga, por no decir ya las no detenciones a los parásitos que viven del erario público y se dedican a actividades tremendamente graves, como el caso el priista mexiquense Gutiérrez de la Torre*.

Los 4 compañeros detenidos arribando al penal del Altiplano.         

























El día de hoy, 4 compañeros se encuentran en prisión, 2 profesoras y un profesor, con órdenes de aprehensión viven con la incertidumbre de correr igual o peor suerte que Othon, Picazo, Robert, y Matus. 26 órdenes de aprehensión contra la base más aguerrida de la sección 22 emitidas por la PGR, más 28 órdenes contra líderes magisterial y normalistas michoacanos, emitidas por la PGJE. En total 54 órdenes de aprehensión, 43 compañeros normalistas desaparecidos, 7 feminicidios al día**, 55,3 millones de pobres en México***.

¿Es esto un problema exclusivo del movimiento magisterial? Es un problema que inmiscuye a todos y todas. El estado ha metido diferencias ficticias entre hombres y mujeres, entre maestros y taxistas, entre albañiles y estudiantes. Ha aplicado a raja tabla la división de la clase explotada para que no se reconozca como tal, para que reniegue de su papel e importancia en la sociedad. Y si eso no funciona, porque nunca funciona el hechizo para siempre, tiene un ejército de gendarmes, de traidores de clase, dispuestos a desollar, a desaparecer, a violar. Pero ni eso ha sido suficiente para contener la rabia. Y el día de hoy la rabia por Robert, por Othón, por Picazo y Matus es notoria. Los mítines, expresiones de la clase trabajadora, vuelven a incendiarse como hace tiempo no se veía. La organización para protegerse empieza a caminar, encontrando entre las filas de la lucha, infiltrados, traidores, que venden al movimiento por unas cuantas monedas. Precisamente ha encontrado una de las amenazas que acechan a la clase trabajadora. Los traidores vestidos de rojo, de negro, de verde, de multicolor, de líderes, ahora empiezan a temblar, pues la clase trabajadora está enojada. Debemos seguir por ese camino, organizando primeramente una agitación sin precedentes con el objetivo de que nuestros compañeros sean vistos como lo que son, un ejemplo para el movimiento magisterial y social, y de paso romper ese hechizo que embrutece a los y las trabajadoras menos consientes. Sin concientización no hay organización. Y sin organización no podremos iniciar actividades organizadas con el fin de lograr la libertad de estos 4 profesores, y así seguir con ellos en libertad la lucha final contra la clase explotadora, que hoy festeja este golpe. Hoy es momento de salir a las calles y a los y las que nos repitan como caja de resonancia, la versión oficial, les contestaremos con argumentos combativos y diremos:


¡Unidxs y organizadxs venceremos!

¡Sin concientización, no hay organización!

12 de octubre:¿Porqué se moviliza el profesorado mexicano?


A la clase trabajadora
Al magisterio democrático
Al estudiantado en general


El día de hoy miles de trabajadoras y trabajadores de la educación están las calles en defensa de la educación y los derechos de la clase explotada. Su larga tradición de más de 30 años les ha mostrado el camino que se debe seguir para arrancar una tajada al gran capital, mismo que han descubierto como su enemigo de clase. No dudamos que la gran parte de la sociedad empieza a percibir esa división a la hora de ver las calles de Oaxaca llenas de Gendarmería, y con los últimos periodicazos sobre el despilfarro del gobierno del cambio de Gabino Cué, quien gasta millones en baños y lujosas casas, mientras impone la construcción de un centro de convenciones, favoreciendo los compadrazgos y a la élite empresarial.

Sin embargo es necesario que ese descontento se vea reflejado en las calles, en las movilizaciones, en la organización con otros sectores en lucha, en los gritos y las voces indignadas, no solo de un sector de la clase trabajadora, sino del conjunto de la misma clase, pues la resignación solo ayuda a la clase dominante a preservar sus privilegios. Hay muchas dudas sobre qué camino es el correcto para seguir con la lucha, para lograr el cambio verdadero, pero nosotros y nosotras, al ver que por más de 80 años nos han engañado con una urna, han jugado con nuestro voto, han impuesto presidentes por medio del engaño y la fuerza, y al fin y al cabo solo nos dan a elegir entre algunos colores, hemos pensado en analizar detenidamente la historia de los cambios en el sistema a lo largo de la historia, llegando a la conclusión que solo la unión de toda la clase explotada puede cambiar esta situación de hambre y miseria. La entrada en vigor de la reforma educativa en el estado de Oaxaca es una muestra más de que los intereses de los opresores pasarán por encima de cualquier obstáculo que les impida seguir llenando sus bolsillos. Y en estos momentos la educación pública es un freno, y por ende los intereses del estudiantado, madres y padre de familia, quienes han empezado a ver la realidad de la autogestión de las escuelas.*

La violencia ejercida por el estado, pocas veces señalada, pero letal contra la clase trabajadora, se empieza a hacer cada vez más directa. Le apuestan más al financiamiento de equipos antimotines que a la propia educación. Es por ello y por más razones que no caben en una sola hoja que este 12 de octubre debe empezar a dejarse de mirar con los lentes de la burguesía las movilizaciones, esto es con los lentes de López Dóriga, Emilio Azcárraga y todos los medios de comunicación que han jugado un papel reaccionario contra el trabajador y sus herramientas de lucha y de presión. Debemos ponernos los lentes de la clase desposeída de las casas lujosas, del pan, de la medicina para los hijos e hijas, que ha sido desposeída de su libertad reproductiva, de vivir una vida libre de violencia, que ha sido desposeída de vivir una vida digna, con toda esa rabia acumulada debemos salir a las calles a tirar a esa minoría poderosa que explota a la mayoría de las personas que mucho trabajan y poco descansan.


¡Paremos la violencia del estado! 
¡De la concientización, a la organización!

¡Trabajadores y trabajadoras de todos los países, unidad!

NOTAS:
                                                                                                                                    

Conferencia de prensa familiares detenidos 2 de octubre Oaxaca

Periódico El Comienzo
04 de Octubre 2015


El día de hoy alrededor de las 10 horas, familiares de l@s 4 compañer@s detenid@s en la movilización del 2 de octubre ofrecieron una conferencia de prensa, donde fijaron su posicionamiento ante las detenciones arbitrarias realizadas en dicha movilización. Artemio Desiderio Martínez, uno de los familiares hizo hincapíe en las detenciones arbitrarias, además de evidenciar algunas mentiras de la procuraduría con respecto al número de detenciones, exigiendo a esa instancia pruebas que sustenten la versión sobre las 52 detenciones, pues hasta el momento esa parte de la versión oficial no ha sido aclarada. A continuación el posicionamiento de l@s familiares.










¡A los medios presentes!
¡Al pueblo oaxaqueño y al país en general!


L@s familiares de las personas detenidas arbitrariamente el día viernes 2 de octubre, por la policía estatal de Oaxaca hoy presentes, queremos desmentir la versión de las autoridades oaxaqueñas correspondientes, que confirmaban 52 detenid@s de los cuales fueron liberad@s 43 que de estos hoy no se sabe ni el nombre ni paradero; sin embargo solo aparecían 12 detenid@s y se consignó a 9 a la fiscalía general de Oaxaca, donde se puso en libertad a 5 por ser menores de edad. L@s 4 restantes, aún resguardad@s en la fiscalía, en realidad se les mantiene por estar dentro de la mayoría de edad, lo cual les da una posibilidad a las autoridades de consignarl@s, pero no porque existan pruebas de que ell@s hayan cometido el delito por el cual se les acusa.

Existe una serie de irregularidades que contradicen dicha acusación pues los eventos y las detenciones suceden en lugares totalmente distintos. Por otra parte recalcamos que la detención fue de manera arbitraria, puesto que las autoridades mencionan a 52 anarquistas, es decir, tod@s l@s detenid@s eran anarquistas, pero de l@s 4 detenid@s ningun@ es anarquista o simpatiza con estos. Además de que los elementos en sus declaraciones afirman haber detenido a los compañeros por faltas a la autoridad lo cual no tiene relación con el delito que se les acusa.

Es por ello que denunciamos que el estado desea implementar una política de terror al derecho a la libre expresión con sus ya famosos modus operandi. Primero al manejar cantidades grandes de detenidos; segundo al tener a personas inocentes de nuestra sociedad como chivos expiatorios lo cual se va observando con estas irregularidades hasta ahora expuestas.

Por eso pedimos a las autoridades de Oaxaca deje de buscar chivos expiatorios en nuestros cuatro familiares detenidos y ordene su libertad inmediata, de lo contrario nosotros afirmamos que son presos políticos del gobierno de Gabino Cué.

Atentamente
Oaxaca de Juárez, 4 de Octubre de 2015
Los familiares de l@s 4 detenid@s




2 de octubre en la lucha de clases




A la base trabajadora:
Al estudiantado combativo:




El día dos de octubre de 1968 se ha enmarcado en la memoria de la clase explotada como uno de los más sangrientos en la historia de la lucha de clases en México.
Gustavo Díaz Ordaz, presidente priista en el periodo 1964-1970, desde Los Pinos vigilaba las operaciones activamente, con la asesoría directa de la CIA, quien temiendo un nuevo levantamiento revolucionario en Latinoamérica daba seguimiento al movimiento estudiantil mexicano. El batallón Olimpia, miembros del ejército y algunos infiltrados se encargarían de iniciar la confrontación. La represión fue brutal, el movimiento estudiantil estaba desprevenido y la acción del aparato fue más parecida a un cazador que toma por sorpresa a su presa, que a un enfrentamiento, como se quiso manejar en un inicio por los medios capitalistas. Muertos por montones en la plaza de Las Tres Culturas, el ejército no titubeo para entrar a los domicilios particulares de manera arbitraria y hacer otras tantas detenciones y asesinatos. El saldo oficial, como lo anunció Díaz Ordaz, manipulando las cifras, fue de 26 muertos, mil 43 detenidos y detenidas, pero sabemos la verdad, lo que el octubre rojo dejo más de 300 asesinatos.
Lo que vino después de la masacre es el modus operandi del aparato estatal observado en tantas otras masacres, iniciando con el silencio de los medios oficiales, a la cabeza el fallecido Zabludovsky anunciando un día soleado. Le apostaron al silencio y el olvido.
Al día de hoy, lejos de difuminarse las contradicciones sociales que sumen en la miseria e incertidumbre a la clase trabajadora y que llevaron al estudiantado de 1968 se han profundizado aún más. Nuevos golpes en distintas partes de México: las reformas estructurales impuestas, las desapariciones forzadas, la militarización, la agudización de la pobreza y muchas más, la situación a nivel mundial empeora cada día mas solo para la clase trabajadora de la ciudad y el campo. Desde ese análisis debemos de fijar una postura de clase ante el estado y las instituciones burocráticas, dejando de una vez por todas de confiar en ellas, pues al tener a esas instituciones bajo su control, el estado capitalista nunca las utilizará para castigarse. Cada golpe asestado al movimiento social es un ejemplo vivo de la división de clases. A partir de ese análisis podemos partir y llegar a la conclusión que la única vía para conseguir justicia es la organización de la clase explotada. Bajo la consigna de ninguna lucha aislada más, podemos llegar a un común acuerdo para golpear juntos, teniendo claridad en el objetivo que perseguimos, y no dejándose llevar por organizaciones e individuos oportunistas. Confiemos en la movilización y en el estudio de la situación que enfrentamos para poder llegar a la construcción de una sociedad donde no tenga cabida la explotación.



¡Ninguna concesión al estado!
¡Ni una lucha aislada más!
¡Construyamos organización honesta y desde abajo!

Combativamente Periódico ¡El Comienzo!

A un año de la desaparición de los compañeros normalistas de Ayotzinapa


Al pueblo trabajador
a las bases del magisterio democrático,
a los sectores y personas en lucha,
al estudiantado consciente:


La lucha que estalló tras los dramáticos hechos sangrientos contra estudiantes normalistas de Ayotzinapa el 26-27 de septiembre del 2014, derivó en una de las crisis políticas en México más importantes desde el 2006. En Guerrero, epicentro de los acontecimientos, el estallido social apalancó un proceso que ya venía desarrollándose a través del repunte del movimiento de los grupos campesinos de autodefensa partir de enero de 2013, mismo que extendió sus posiciones con diferentes grados de consolidación a 46 poblados y comunidades de los 81 municipios que conforma dicha entidad. Además, en abril de ese mismo año, teniendo al magisterio democrático aglutinado en la CETEG como columna vertebral diferentes organizaciones sindicales y campesinas locales reorganizaron al Movimiento Popular Guerrerense (MPG).

A pesar de las supuestas “verdades históricas” que pretendían desviar la responsabilidad de mandos de los diferentes niveles de gobierno, fuerzas policiales y castrenses, a  nivel nacional, el caso de Ayotzinapa permitió que un sector que no se encontraba vinculado al movimiento social pudiese empezar a identificar el papel represor del aparato estatal; que este a representa los intereses del gran capital y no tiene reparos en comprobar que a su paso chorrea sudor y sangre sin reparo alguno; que el narcotráfico al ser una empresa con grandes capacidades financieras no tiene necesidades de enfrentarlo, si bien lo puede comprar; que la guerra no es entre carteles y gobierno, sino que va dirigida contra quien se manifieste y le estorbe al poder en turno; que somos la carne de cañón de la que creen poder deshacerse cuando se encuentran en crisis. No es casualidad que las y los muertos y “desaparecid@s” los estemos poniendo l@s oprimid@s. Nos deben decir algo las más de 150 mil muertes, las más de 23 desapariciones y los más de 7 feminicidios que ocurren día con día en el país.

Si bien se han dado algunos pasos hacia adelante, se nos siguen presentando grandes desafíos a resolver. La desconfianza es algo visible pero el descontento y la combatividad se mantiene en gran parte por el sector magisterial y popular movilizado. Las periódicas protestas no son flor de un día, pues también las privatizadoras reformas estructurales nos demuestran que no estamos susceptibles solamente a la casi acostumbrada ola de violencia desencadenada por el Narcoestado, sino las diversas agravantes que se ya se empiezan a observar en cuanto a un control que pretenden imponernos mientras se precariza aún más nuestra vida. Un claro ejemplo lo es la reforma educativa, pues a través de ella, el Estado quiere terminar y romper unilateralmente, la relación laboral que desde hace décadas tenía con el magisterio así como la entrega legítima de plazas al normalismo, logros sostenidos a base de movilizaciones y de la lucha constante que las y los docentes sostienen en las aulas. Dicha reforma se encuentra trasladando al magisterio, sin gradualidad y sin argumentos, al reino de  la inseguridad laboral; institucionaliza su vigilancia perpetua. Ignora considerar mínimamente las condiciones reales en las que debe  efectuarse el proceso de aprendizaje, lo que es señal que la educación se encontrará cada vez más subordinada a la producción y los intereses empresariales. Es por ello que la tarea más importante de éste momento es capitalizar el salto que desató

Ayotzinapa en nuestras conciencias, no debe ir separado de las consignas que hacen evidente la necesidad de una vida más digna, sin la opresión y la violencia que la clase dominante emprende contra nosost@s. Visibilizar el constante acoso policial y militar del que estamos siendo objeto en Guerrero, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y diversos referentes con antecedentes de resistencia; así como las agresiones recientemente cometidas contra compañeras normalistas rurales de Panotla, Tlaxcala y contra compañeros normalistas rurales Tiripetio, Michoacán; las agresiones por parte de brazos porriles y grupos de choque contra espacios de organización estudiantil, como las recientemente sucedidas contra alumn@s y activistas del CCH Vallejo y ordenadas por Estado y autoridades universitarias, sin dejar pasar las agresiones contra estudiantes en Veracruz; los atentados cada vez más constantes contra el periodismo crítico e independiente, y toda clase de opresión cotidiana.

Sin duda alguna este 26 de septiembre es un indicador decisivo en el estira y afloja de lucha de clases, por lo que es preciso prepararnos y forjar organización en nuestras diversas trincheras, creando comités de defensa, acción y lucha en todos los centros de trabajo,  universidades, colonias obreras, barrios y comunidades campesinas con la idea firme que puedan materializar verdaderas acciones de fuerza contra el capitalismo. Para cerrarle el paso a las reformas estructurales y frenar la violencia contra l@s oprimid@s, como en el caso de Ayotzinapa, es prioritaria la unificación del movimiento del pueblo trabajador sobre la base de un programa que recoja sus demandas más sentidas y estar conscientes que la justicia no la podemos encontrar en el Estado que nos apunta ni conciliando con la clase que lo mandata.

Es necesario dotar las consignas de presentación con vida y la oposición a las reformas estructurales de un carácter revolucionario y retomar los procesos de organización y autodefensa que han demostrado ser eficaces en diversas comunidades para detener el dominio del Narcoestado, tal es el caso de las policías comunitarias y los consejos populares. Claro es que la clase trabajadora y explotada así como el estudiantado deben defender de la mano sus reivindicaciones, recurrir a las protestas y movilizaciones para impedir que el estado siga pisoteando sus legítimos derechos. Entonces dejaremos de ser esclavos y esclavas para convertirnos en human@s que comienzan  a exigir que su trabajo no sirva para enriquecer a un puñado de parásitos, sino para vivir dignamente en lo que puede empezar a ser una nueva sociedad. Mantengamos las movilizaciones coordinadas (brigadeos, marchas, plantones) que aterricen en paros y huelgas efectivos y que permitan dar un golpe certero contra el régimen que se pudre cada vez más, son estas acciones las que infunden miedo en l@s poderos@s, precisamente porque comienzan a hacer vacilar su dominio.



¡Porque viv@s se l@s llevaron, viv@s l@s queremos!
¡La justicia de los 43 está en las calles!


Combativamente:

 El Comienzo Periódico.