"Mátalos en caliente"... México Militarizado

"Mátalos en caliente", tajantemente ordenaba por telégrafo Porfirio Diaz en 1879 para acallar a la oposición política... Hasta la fecha la orden se sigue cumpliendo al pie de la letra y sin vacilaciones.

México militarizado.

Un país bañado en sangre con una “guerra” que nosotros no pedimos, pero en la que sí estamos inmiscuidos y todos en absoluto la estamos pagando. Ya no somos humanos, somos simples números, estadísticas, "daños colaterales". Hasta la fecha, con la “Guerra contra el narco”, el pueblo de México ha puesto 121 mil 683 muertos y 26 mil desaparecidos (tan sólo en los 20 meses de gobierno de Peña Nieto se han contabilizado 57 mil 899 homicidios). Se calcula que en México son asesinadas 6 mujeres cada día. Además, según cifras oficiales, tenemos a 209 mil 716 militares en las calles haciendo “tareas de seguridad”, que bien se pueden traducir en todo lo contrario: violación a los derechos humanos y uso excesivo de la fuerza. Los resultados obtenidos han sido decadentes: la violencia se generalizó por todos lados, la muerte abunda por doquier y los grandes carteles de droga siguen vigentes. Por otro lado, en 2014 se destinaron más de $150,326 millones a las instituciones que “velan por la seguridad y procuración de justicia”. Un soldado raso (el más bajo en la jerarquía del ejercito) vio aumentando su sueldo mensual de $4 mil 474, en 2006, a $10 mil 16 en 2013 y ellos no se tienen que preocupar por pagar la renta de su hogar, servicios médicos o gastos emergentes, siendo su único trabajo jalar el gatillo sin distinción alguna. En cambio, un profesor rural apenas rebasa los $9,000 mensuales teniendo que lidiar con la creciente carestía de la vida, pagar los servicios básicos y brindar subsistencia a sus hijos, incluso el material didáctico con el que imparte educación en escuelas que, en muchos casos, no cuentan con paredes ni techos.



Como venimos denunciando desde hace varios años, la “guerra vs el narco” es solo el pretexto para encubrir la política de terror del estado, que utiliza la violencia y represión indiscriminada como método para acallar toda manifestación y protesta que ponga en peligro los intereses y riqueza de la gran burguesía.



Miseria igual, idéntica desgracia presencia el sufrido pueblo mexicano. Tuvo una gloria: la Constitución política de 1857 ¿y qué ha quedado al pueblo de ese libro?… Pétalos marchitos ya; plumajes deslustrados; nieves ofendidas por el fango... Suda el pueblo mexicano la barreta y el martillo y el cincel en el fondo tenebroso de las minas, arrancando a fuerza de brazo los preciosos metales, que brotan en abundancia de la roca herida, como manantial bienhechor que hará la felicidad ¿de él?... No: del militarismo que se adorna de entorchados y escandaliza con el lustre de sus botas ante la inmensa desnudez del pueblo...”. Escribía el 8 de Febrero de 1903 el “Escorpión”, Ricardo Flores Magón, en las páginas deEl Hijo del Ahuizote”, y afuera de las oficinas del periódico, el balcón principal está cubierto con un moño negro de luto que enmarca una foto de Juárez. Bajo el moño, aparece un letrero: “LA CONSTITUCIÓN HA MUERTO”.... Hasta la fecha la situación sigue siendo la misma y a la constitución de 1917 nadie la respeta, mucho menos la clase en el poder.



Durante la administración de Peña Nieto, desde que usurpó el poder con el enorme operativo policiaco detrás de vallas metálicas para contener el clamor popular, la estrategia utilizada ha sido acallar con toletes, fuego y sangre, cualquier tipo de oposición social, llenando las cárceles con presos políticos. Se estima que en lo que va de su administración han sido encarcelados más de 350 luchadores sociales, privándoles por completo de sus derechos fundamentales y garantías constitucionales. Se contabilizan por miles las denuncias por secuestros, condiciones inhumanas en prisiones, arresto arbitrario, confesiones obtenidas mediante tortura, "levantones", amenazas y violencia contra defensores de derechos humanos, contra homosexuales, violencia contra mujeres, secuestro, robo y abuso de migrantes, tráfico humano, discriminación social y económica contra comunidades indígenas, explotación laboral de menores de edad, etc. Además, la corrupción ha infectado hasta la más mínima parte de la estructura gubernamental: con certeza podemos afirmar que la mayoría de las instituciones del gobierno, y sobre todo la burocracia, están coludidas y tienen vínculos con el narcotráfico y métodos de corrupción.

Después de la masacre de Ayotzinapa esto se dejó en claro: todas las atrocidades del estado mexicano que estaban enterradas en “fosas” (políticas) encubiertas bajo falsas instituciones y discursos de “justicia y seguridad”, así como los vicios engendrados por las clases dominantes, que ya no tienen distinción entre legales o ilegales, salieron a la luz. Toda la putrefacción del gobierno se destapó.



Ayotzinapa: nadando contra la corriente en un mar de zozobra.

La incertidumbre reina en la Normal Rural de Ayotzinapa. Se observa en la angustia reflejada en los rostros de los padres de familia, la desesperación de los estudiantes, la impotencia de todos por no tener la certeza de dónde están los desaparecidos. ¿Cuál fue el objetivo de la represión y desaparición de los estudiantes? ¿Dónde están nuestros compañeros? ¿Dónde está la justicia? Todos se hacen aquellas preguntas. Nadie puede responderlas.

Han pasado más de 30 días en confusión, alimentados por los rumores y declaraciones inciertas de autoridades gubernamentales y hasta clericales, que repiten la “búsqueda en las fosas" hasta al hartazgo, asumiendo que nuestros compañeros están... muertos. Son declaraciones sin sustento, tanto científico como moral, vienen de bocas llenas de mentiras y únicamente son vacilaciones que perjudican el estado de ánimo de los padres de familia, aumentando su confusión, y disminuyendo su tolerancia ante las autoridades.

De igual manera, son incesantes las muestras de solidaridad, manifestaciones y protestas emprendidas desde, prácticamente, todos los estados del país. Después de la represión a los normalistas, la gente ha visto que tenemos un enemigo en común: el estado y su decadente y corrompido sistema político. El pueblo ya está harto, se ha quitado la venda de los ojos que por tanto tiempo lo había segado. Nos hemos dado cuenta que el enemigo no está desarticulado; que el enemigo no es, por separado, el narcotráfico, los políticos, la policía, la burocracia, las fuerzas armadas e instituciones gubernamentales, sino que es todo en conjunto, agrupado en el gobierno federal, su corrupto sistema político y sus lacayos al servicio de la burguesía. ¿Cómo podríamos confiar en un gobierno que responde las demandas del pueblo con disparos, muerte, violencia desmesurada y desapariciones?


El estado se está derrumbando como un edificio sin cimientos: por su propio peso se está desmoronando. El gobierno está en crisis, ha entrado en decadencia, y ya no servirá de nada intentar parcharlo porque su estructura está podrida hasta la médula y hay que destruirlo por completo. Esa fue la respuesta de los manifestantes al incendiar el Ayuntamiento de Iguala, el Congreso, etc., etc. Destruir lo que resulta obsoleto, destruir lo que no funciona y empezar a construir por ellos mismos su camino, totalmente nuevo y organizado. ¿Cómo fiarse de autoridades ligadas a un gobierno que tiene nexos con el narcotráfico, y que se encargan de encubrir a los delincuentes al servicio de la clase que está en el poder gracias a nuestro trabajo?  Las instituciones y dependencias han demostrado su incapacidad para resolver el problema de los desaparecidos, y es algo absurdo que con toda la tecnología y armamento nadie sepa en donde están nuestros 43 compañeros. Cualquier gobierno que no puede garantizar seguridad, nuestros derechos, y mucho menos nuestra propia vida, no tiene razón de ser.

Respetando las posturas políticas, en nuestra opinión ha llegado la hora de crear nuestra propia seguridad y justicia ejerciendo métodos de autodeterminación y autodefensa popular, rompiendo totalmente con la estructura del estado. El movimiento popular en Guerrero ha madurado, cuando menos en términos prácticos y subjetivos: las acciones fuertes han dejado de ser criminalizadas por una gran parte del pueblo, a pesar de la campaña mediática emprendida por los medios de comunicación; ahora podemos afirmar que un gran sector del país ve estas acciones como necesarias para acabar con esta oleada de violencia y corrupción. La cuestión es, ahora, qué sigue.



Desde nuestro punto de vista, el movimiento tiene que marchar separado pero golpear juntos, es decir, se deben formar dos bloques de lucha, el primero encabezado por los padres de familia quienes se enfocarán principalmente en la búsqueda de los desaparecidos. Esto no significará que estemos deslindados de ellos, al contrario, estaremos respaldándolos, sumándonos a las acciones y actividades que ellos decidan para la búsqueda de los desparecidos. Es necesario retomar la reivindicación de crear instituciones de justicia que emanen de la organización del pueblo, coordinadas de manera independiente al gobierno y que la justicia sea de acuerdo a nuestras necesidades, podríamos comenzar formando brigadas de búsqueda que converjan, principalmente, en los municipios tomados por el movimiento, llamando a toda la población para que se sume a fortalecer la Policía Comunitaria, ayudando en la labor tanto de seguridad como de búsqueda. Por otra parte el bloque político, encabezado por el magisterio y la normal de Ayotzinapa, que impulse Consejos de organización popular en los municipios, emanados de un ejercicio asambleario de discusiones y toma de decisiones, creando el poder alterno al gobierno putrefacto. Existe una enorme necesidad de impulsar la autodeterminación para defender la Normal de Ayotzinapa, pues con el reciente ataque represivo, el gobierno Federal ya puso la mira en cerrar la escuela. Si logramos que por lo menos el municipio de Tixtla forme un consejo por “usos y costumbres” con métodos asamblearios, nos permitirá ejercer una defensa de mucho mayor peso social para la normal de Ayotzinapa, y ésta a su vez será una parte integral de la comunidad. Retomemos la experiencia de la comunidad indígena de Cherán, que se rige por autodeterminación y donde la autodefensa popular a su vez resguarda las instalaciones de la Escuela Normal Indígena de Michoacán.

El movimiento de Ayotzinapa reivindica una lucha generalizada contra la militarización y la violencia, contra las muertes y desapariciones del estado criminal. Es una alternativa que todos los agraviados en esta “guerra”, toman como su bandera y alzan la voz gritando las mismas consignas en todo el país: ¡Vivos los queremos!, ¡Castigo a los asesinos!, ¡Un gobierno obrero, campesino y popular!




Sigue la cobertura informativa desde la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa por El Comienzo Periódico II.

Ayotzinapa masacrado y los asesinos "gobernando"


Mr bn


En la ciudad de Iguala, Guerrero, la madrugada del 26 de Septiembre se perpetró uno de los mayores ataques del gobierno hacia el normalismo y el movimiento en general. Mientras estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, recaudaban recursos económicos para asistir a la marcha conmemorativa del 2 de Octubre en el D.F., fuerzas estatales coludidas con el grupo paramilitar “Guerreros Unidos”, en un primer ataque, bloquearon el paso y dispararon indiscriminadamente a los normalistas, o todo aquel que pareciera estudiante; después de más de 30 minutos en medio de los disparos, algunos lograron escapar pero otros no tuvieron éxito. Apenas empezaba la masacre. La segunda intervención, durante una conferencia de prensa, los sicarios rafaguearon a los que se aglutinaban, incluyendo periodistas y civiles. Testigos sostienen que durante la refriega, elementos del ejército estuvieron presentes, sin hacer nada.

 

A un año del desalojo de la CNTE... ¡¡La cuenta está pendiente!!





 Mr bn


 

Tras la aprobación de la reforma educativa, el magisterio disidente se manifestó de inmediato. Conforme pasaban los días, y las autoridades hacían caso omiso a sus demandas, la movilización aumentaba de nivel:

-    6 de Abril: el comandante “Espartaco”,  de la PFP, da la orden a 1,500 elementos de desalojar a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (CETEG)  que mantuvo bloqueada durante varias horas la Autopista del Sol 
.
6 Abril, Autopista del Sol, Guerrero.
.
 -    24 de Abril: la CETEG tomó la Secretaría de Educación Guerrero, y las oficinas del PRI, PAN, PRD, rechazando la aprobación del dictamen de reforma a la Ley Estatal de Educación.
.
24 de Abril, oficinas del PRI. Guerrero.

La última y nos vamos... Próxima estación: Esperanza



Y qué esperas de mí,
si ya nomas me queda este camino
siempre huyendo en el silencio,
con esta soledad, y mis canciones
De este mundo pies de plomo
Aburrido y fanfarrón,
Perfumado y socarrón

Francisco Barrios “El Mastuerzo”

En noviembre del 2012 decidimos lanzar una peligrosa apuesta a un proyecto que de antemano sabíamos tenía la mayoría de las cosas en su contra. La Librería Demetrio Vallejo buscó ser durante 19 meses un espacio, de encuentro, debate, reflexión, discusión, polémica, amistad, y lo más importante un espacio de organización.

Es tarea de un segundo escrito el detallar de manera pormenorizada el informe de actividades que realizamos a lo largo de todo este tiempo, sin embargo podemos decir, con todas las palabras, que nos sentimos SATISFECHOS pese a que nos vemos obligados a cerrar esta pequeña trinchera de lucha.

Editorial : Hoy más que nunca ¡ATENCO SOMOS TODOS!



El pasado 1 de junio, se consumó el cambio de uso de aproximadamente más de dos mil hectáreas de suelo en el pueblo de San Salvador Atenco; con dicha maniobra, los PRIistas lograron imponer ilegal, y tramposamente, el cambio de tierras ejidales a parceladas (privadas); a través de esto,  se podrán vender para la construcción del aeropuerto y el mega proyecto “Ciudad Futura” en toda la zona del lago de Texcoco. Dicho proyecto (que parecía sepultado desde agosto del 2002) hoy revive de forma más agresiva, comandado de manera directa por el asesino de Peña Nieto, el cual continúa obstinado desde el 2002 con vengar la derrota que sufrió su tío, en aquel entonces gobernador del Estado de México: Arturo Montiel. Ya en 2006, Peña dio muestras del profundo odio que alberga contra los miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, en el que de manera conjunta con Vicente Fox, ordenó un operativo de más de 5 mil elementos (soldados, federales y policías) para concretar una de las más aparatosas represiones de los últimos tiempos, solo equiparable a la sufrida por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en noviembre del mismo año. 

Son diversos los intereses que se esconden detrás del proyecto de ampliación del aeropuerto de la Ciudad de México y el proyecto “Ciudad Futura”; los grandes despachos de arquitectos y empresarios ya tienen diseñados los planos; figuran entre los nombres algunos ligados a Carlos Slim (segundo hombre más rico de todo el planeta), el cual amasó su fortuna gracias al regalo que le hizo Carlos Salinas de Gortari, con la venta de TELMEX. Pero no solo están en juego intereses de tipo económico detrás del proyecto de aeropuerto en Atenco, igual de importante es la afrenta que lanza el régimen contra uno de los últimos frentes de resistencia que se mantienen en pie y que han logrado doblegar al gobierno de manera contundente. En los últimos 25 años de lucha de clases en nuestro país, los empresarios y políticos parecen haber arrasado con casi todas las conquistas que se habían logrado mantener desde la revolución mexicana y que habían sido defendidas por los movimientos sociales. La huelga del CGH del 99-2000 en la UNAM que mantuvo la gratuidad de la máxima casa de estudios, y la derrota del proyecto aeropuertario por los campesinos del FPDT de San Salvador Atenco y pueblos aledaños en 2002, son los faros más brillantes (por mencionar solo algunos casos). Hemos perdido la Compañía de Luz y Fuerza del Centro; PEMEX; CFE; TELMEX; Ferrocarriles; Minas; el artículo 3ro, 27, 29 y 123 constitucionales; el régimen de jubilaciones y pensiones del IMSS e ISSSTE, sumado al perfeccionamiento constante del régimen de fraudes electorales que han asegurado el retorno del PRI a la presidencia y en la mayoría de las gubernaturas y municipios del país. Por lo tanto no es descabellado afirmar que el régimen pretende consolidarse por la vía de la violencia y el despojo contra el pueblo de Atenco, lanzando simultáneamente un claro mensaje a todos los sectores de la izquierda anti-capitalista que continúan resistiendo y luchando contra el sistema.
Para que se entienda cabalmente la problemática actual, debemos mirar más allá del proyecto aeropuertario para poder descifrar que en el fondo se trata de un ataque contra todos los sectores del pueblo trabajador que pretendan ser una piedra en el zapato. No nos equivocamos al escribir en 2012 que la imposición de EPN arrojaría una serie de prerrogativas y prebendas para la “izquierda” del sistema, como lo representan el PRD y la dirigencia del MORENA, acompañando de una mano dura contra los sectores que no estén dispuestos a someterse a los designios del gran capital nacional y extranjero. En este sentido podemos comparar dichos procesos, hasta cierto punto, con la política de Luis Echeverría, que ofrecía una reforma política a la izquierda reformista para poder participar en la simulación electoral y obtener algunas migajas en el poder burgués, mientras que llevaba a cabo uno de los episodios más sangrientos en la historia conocido como la “Guerra Sucia”, en donde se habla de alrededor de 7 mil asesinatos políticos y mil desapariciones forzadas.

Atenco y Oaxaca 2006: Lo que queda ahora

Noctámbula Franco / José Rojas

OAXACA 2006: Lo que queda ahora


     El 2006 fue un año que despertó el hartazgo de gran parte de la sociedad, que marcó la creación de organizaciones sociales y colectivas, que alzó los gritos de justicia y libertad. Mayo y junio del 2006 fueron meses decisivos en México.

     El 14 de junio de 2014, se cumplen 8 años del brutal intento de desalojo del plantón magisterial en la capital Oaxaqueña. La acción policiaca ordenada por el ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz y el ex presidente Vicente Fox, dio un vuelco a la lucha de los integrantes de la sección 22 del sindicato magisterial. A partir de ese momento, las demandas gremiales se trasformaron en la lucha política de amplios sectores de la sociedad oaxaqueña que tenían como principal demanda  la destitución  de Ulises Ruiz. 2006 no solo fue un año transcendental para los estados de Oaxaca y Atenco, pues, eso estados sólo mostraron una de las expresiones de descontento social más profunda que vivió México en los últimos años. A raíz de esto se generan formas de auto organización popular inéditas.

Crónica del despojo: Los casos de Holbox y San Bartolo Ameyalco

MyChela

Divide y vencerás:

Parece ser que esa es la táctica empleada por el estado en favor de grandes empresas y consorcios, como es el caso de la Isla de Holbox en Cancún, Quintana Roo. El litigio se remonta a 2006, cuando la empresa “Península Maya” compró los primeros títulos de propiedad a 65 de los 116 ejidatarios, además de los derechos sobre tierras de uso común; los propietarios de los predios recibieron 5 millones de pesos por terrenos cuyo valor individual era de 99 millones (de acuerdo con el Instituto de Administración y Avalúo de Bienes Nacionales).
 
Cadena humana en defensa de Holbox
En 2009, familiares de nueve ejidatarios demandaron la nulidad de la aportación que sus padres hicieron al fideicomiso, la demanda se radicó en el juicio agrario 250/2010 en el Tribunal Unitario Agrario Distrito 44, con sede en Chetumal, el cual les dio la razón a los ejidatarios en 2010.

En el pasado comunistas, en el presente oportunistas

Oscar Ajal

En días pasados, la noticia del brutal asesinato de Galeano (quien fuera Votán en la Escuelita Zapatista de la Realidad) estremeció nuevamente a la izquierda mexicana. Inicialmente se intentó manejar como un enfrentamiento entre pobladores de la región debido a desacuerdos por la obtención y explotación de recursos naturales, sin embargo, investigaciones posteriores realizadas por las Juntas de Buen Gobierno  (JBG) y el Centro de Derecho Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) señalaron a la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) como la organización culpable de las diversas agresiones que han sufrido los pobladores de la Realidad.

Es curioso observar que una organización de orígenes izquierdistas (vínculos con el partido comunista) haya ido corrompiéndose hasta convertirse en una vulgar organización paramilitar. Este y otros casos como la COCEI en el estado de Oaxaca, nos obligan a preguntarnos: ¿Qué beneficios obtienen este tipo de organizaciones con su accionar? ¿Son verdaderas organizaciones de izquierda? La finalidad de este artículo es intentar clarificar el panorama respondiendo a estas interrogantes. Para esto, nos apoyaremos echando una revisada a la fisonomía de algunas organizaciones existentes,  que disfrazadas con la bandera de la lucha, juegan un papel contrarrevolucionario y de terror en las regiones donde operan.
 
Zapatista asesinado en el caracol de "La Realidad"

Homosexualidad Rebelde.

Ecce Oso

El sector más combativo, enérgico y progresista de los homosexuales mexicanos nos hemos aglutinado en torno al Frente Homosexual de Acción Revolucionaria que, partiendo de una conciencia de clase, hace suyas las reivindicaciones de la clase trabajadora reprimida y se solidariza con ella, exigiendo a la vez su solidaridad, contra la represión policiaca en todo México contra los homosexuales. - Documento FHAR, julio 1978.

Por aquel entonces recién comenzaba a tener consciencia de mi participación en el primer movimiento homosexual de México. Fue la época en la que el closet nos escupió a mí y al maldito vago del quinto piso, mientras mi madre soltaba un aullido de sorpresa, lamento y odio, lanzando manotazos en contra de esa espalda desnuda, apurada en contorsión y huida, que buscaba desesperadamente su tenis izquierdo; recuerdo: qué absurdo, ese pinche tenis que regresaba a ser suyo en dicho instante en que ya sabía que no nos volveríamos a ver, o no de la misma forma; ese tenis que forraba mi pie izquierdo desde que comenzamos a andar unos meses atrás, y que ahora buscaba llevarse en medio de la confusión de eso tan irreal que nos estaba pasando.

Tenía 19 años en 1973. Para mí y para varios otros que tuvieron la fortuna de toparse con las organizaciones homosexuales que comenzaban a gestarse por aquellas épocas, los 70‘s fue una década excepcional. Nos tocó formar parte, aunque fuera de manera irrelevante, del inicio militante del movimiento homosexual en el país, donde los primeros grupos de hombres y mujeres gay comenzaron a alzar la voz en contra de la opresión social y el hostigamiento e intransigencia que las autoridades ejercían sobre nosotros. Las redadas policiacas en las que se violentaban y extorsionaban a las minorías sexuales eran comunes e ignoradas. La discriminación y los prejuicios doblemoralistas eran fomentados por los medios de comunicación. Cuando Nancy Cárdenas apareció, en enero del 73, con su cabello corto un poco esponjado, mostrando su rostro alargado de ojos grandes y nariz pequeña en el noticiero “24 horas”, a lado de la asquerosa cara sin forma de Jacobo Zabludovsky, y habló, como ninguna antes, de la situación legal de los homosexuales, de su persecución y represión en el país,  de la igualdad de derechos, y de las distorsiones que el psicoanálisis y la psiquiatría hacían de la homosexualidad, la situación comenzó a cambiar. En 1975, un grupo de lesbianas extranjeras se postraron ante la Conferencia Mundial por el Año Internacional de la Mujer, haciendo hincapié en el desdén generalizado que la lucha de las lesbianas recibía de sus compañeras de movimiento. Fue un escándalo. Según me contaría Nancy mucho después, aún sus compañeras de ideología comunista abandonaron el recinto. Al día siguiente, en el Excélsior se podía leer: “lo que repugna es que ellas quieren que su padecimiento se considere como estado normal, su enfermedad como salud, con lo cual no hacen sino probar que su caso clínico ha llegado a verdadera gravedad”. Sin duda, no esperaban todo lo que venía.

Guernica-Oaxaca (1936 a 2006)

Jonathan Vásquez

«¿Qué cree usted que es un artista? ¿Un imbécil que sólo tiene ojos si es pintor, oídos si es músico o una lira que ocupa todo su corazón si es poeta? Bien, al contrario, es un ser político, constantemente consciente de los acontecimientos estremecedores, airados o afortunados a los que responde de todas maneras. No, la pintura no se hace para decorar pisos». (Picasso, a un periodista, tras la Segunda Guerra Mundial).

Hace poco tiempo fui cuestionado en casa, acerca de una pintura que nadie comprendía, donde sólo se miraba un caballo hecho de triángulos; tuve que intervenir para explicar el contenido, así que dos palabras emanaron de mi boca: paz y dolencia, y es que es necesario señalar el contraste de ambos términos para comprender una gran creación. Si queremos entender el Guernica de Picasso, es fundamental entender el marco histórico y cultural en el que se inserta, pues, una pintura es considerada buena por el modo en que está resuelta, es decir, en palabras del autor: “con el grado de maestría con que ha sido pintada’’. La pintura no está hecha para decorar habitaciones ni pertenecer a determinado grupo de personas, el afán de un verdadero creador está en transformar la sociedad, por eso Picasso crea la obra citada, encontrando en la devastación provocada por el bombardeo a la ciudad de Guernica, la inspiración para el tema que hasta entonces no había podido concretar.
 
Guernica, Pablo Ruiz Picasso, 1937.

¡Ya salió a las calles el número 22 de "El Comienzo"!

Les compartimos la versión digital del número 22 de nuestra prensa (click sobre la imagen). Recuerden, la versión impresa la pueden encontrar en su movilización más cercana, en la Librería "Demetrio Vallejo" (La Noria #305, esq. con Melchor Ocampo, Col. Centro Oaxaca) o con su vendedor habitual. En este número podrán encontrar algo de lo siguiente:

Editorial: "Hoy más que nunca: Atenco somos todos".
"Atenco y Oaxaca, 2006: Lo que queda ahora".
"La organización revolucionaria".
"Oportunismo y traición" o "En el pasado comunistas, en el presente oportunistas".
"Crónicas del despojo: Los casos de Holbox y San Bartolo Ameyalco".
"Homosexualidad Rebelde" (SECCIÓN LITERARIA).
"La educación superior: Entre la apatía y la academia".
"La Revolución y la Guerra Civil en España".
EN CONTRAPORTADA: "Guernica-Oaxaca, de 1936 a 2006" (Incluye reseña).