Cherán, una alternativa contra la militarización.


En un contexto de creciente militarización del país, escondida bajo la máscara de la supuesta “guerra contra el narcotráfico” que lleva más de 65,000 muertos, el valiente pueblo de Cherán, en Michoacán, nos brinda un claro ejemplo de cómo la organización y la defensa popular pueden hacerle frente a la política militarista que se pretende generalizar.

Desde el pasado 15 de abril del 2011, ante la indiferencia y/o complicidad del gobierno de Michoacán, el pueblo de Cherán, cansado de extorsiones y la tala clandestina de sus bosques, se levantó; armados con palos, piedras, azadones, machetes y todo lo que se pudo enfrentaron a aquellos que desde hace más de tres años estuvieron devastando los bosques de la comunidad, con la protección de grupos armados y fuerzas militares.


Cuando se expulsó a los talamontes se cerró el poblado con barricadas para garantizar la seguridad, se encendieron fogatas en cada esquina, que se mantienen encendidas toda la noche, y se activó la policía comunitaria. Se han organizado comisiones por cada barrio encargadas de la seguridad, limpieza, educación;  es decir, se ejerce la organización tradicional del pueblo.



El pueblo de Cherán defiende su ecosistema, por que al destruirlo también se destruye parte de su vida. Recordemos que el pueblo vive gracias al bosque y los frutos que genera, mas lejos de una visión mercantil, lo concibe como parte de su vida.

La resistencia contra la tala clandestina, que ha arrasado unas 20 mil hectáreas, de las 27 mil que integran el territorio de Cherán, se denunció desde 2008. La defensa de sus territorios, sus árboles, las plantas, el agua, la naturaleza y hasta su propia vida, ha traído como consecuencia el secuestro, la desaparición y la muerte de varios integrantes de la comunidad. “Se juntan todas las injusticias, la impunidad, la complicidad del crimen organizado con los gobiernos, la indiferencia y la burla de las autoridades, la ambición de los poderosos… Y también la organización del pueblo, que ya está fastidiado, la defensa del territorio, la unión de las mujeres, los hombres, los niños y los ancianos, todos juntos para detener la tala de nuestros montes, los secuestros, los asesinatos y las desapariciones. Aquí también estamos hasta la madre y ya nos pusimos en acción para defendernos solos y hacer lo que el gobierno no quiere”. (La Jornada, 28/05/2011)



Ante estas circunstancias, la población de Cherán decidió expulsar al gobierno, los militares y los partidos políticos, llegando a cancelar las elecciones estatales de noviembre pasado, y elegir por medio de “Usos y Costumbres” a su nuevo gobierno.

El 22 de enero, mediante un mecanismo totalmente democrático, fueron elegidos por los cuatro barrios tres representantes que integrarían el concejo K´eri. Este mecanismo consistía básicamente en proponer a sus candidatos por barrio y argumentar por qué eran los más aptos para el cargo; después, éstos se subían en una silla y esperaban a que la gente que los apoyaba se formara frente a ellos. La democracia de este método radica en que es abierto, además de demostrar que en el pueblo purépecha no hay miedo, ni intereses para elegir a sus representantes.

Dieron las 5 de la mañana del frío el 5 de febrero. Se dieron cita en la plaza central de Cherán los niños, jóvenes, ancianos, mujeres y hombres. Antes de dar inicio  al ritual se saludó a los cuatro puntos cardinales, al cielo y a la tierra; se partió hacia la montaña para reunirse alrededor de una fogata que se encontraba frente a una piedra llamada “el torito” que recibe ofrendas de flores y plantas por parte de la comunidad. El punto central del ritual era el “Bastón de Mando” que fue entregado en la toma de protesta de los 12 K´eris. Entre habitantes de la comunidad, medios de comunicación y visitantes, se hicieron cantos, danzas y algunas palabras de aliento para la nueva etapa que empezaba a vivir Cherán. Para las nueve de la mañana ya todos los asistentes al ritual estaban de regreso en la plaza central frente a lo que ahora es la “Casa Comunal” K´eri, antes presidencia municipal; el ambiente estaba cargado de alegría, camaradería y organización.

En la “Casa Comunal” los jóvenes se hacían presentes  rotulando el letrero con el nuevo nombre. Otros se preparaban para la transmisión de la toma de protesta desde las instalaciones de “Radio Fogata” instalada al interior; había quienes organizaban equipos de fotógrafos o a los acompañantes del recorrido de cada barrio a la plaza central. En medio de toda esta organización y sensación de fiesta se llevó a cabo los honores a la bandera en la plaza central donde participaron  primarias y secundarias de la comunidad por ser cinco de febrero. Sin embargo, el evento principal era la elección de los nuevos representantes.

A las doce del medio día inició el programa de la toma de protesta; los representantes desde su barrio partieron acompañados por los vecinos, conjuntos musicales y jóvenes que llevaban algún tipo de ofrenda; al final se concentraron las 4 marchas  en la plaza central donde se les recibió con júbilo. Se respiraba por doquier el comienzo de algo nuevo y duradero. Pedro inició el acto con una semblanza de la lucha, responsabilizó a quienes prefirieron voltear hacia otro lado antes que atender las urgentes necesidades de este pueblo, incluyendo al gobernador del estado de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, que con careta de izquierda golpeaba, apoyado por el gobierno federal, con el puño derecho a Cherán. Bueno hubiera sido que estas grandilocuentes personalidades hubieran ido ese domingo 5 a este pueblo para que recibieran su merecido. Ahora quedó más claro que nunca que este pueblo purépecha sólo cuenta con sus fuerzas y el apoyo de aquellos que vemos en él un ejemplo de autodeterminación y organización contra el crimen organizado y la creciente militarización del país. Que no vuelvan a confiar en aquellos que les dieron la espalda y que como Judas los venderían por unas cuantas monedas.



La ceremonia continuó, Juan Pablo, un pequeño niño de Cherán de 9 años, dio unas cuantas palabras que a todos los que estábamos ahí nos cruzaron por la médula. Vimos en sus ojos el nuevo Cherán que se estaba construyendo donde los niños podrán vivir, jugar y disfrutar de una realidad diferente.

La ceremonia finalizó con un rito de purificación hacia los 12 K´eris y la entrega de “Bastón de Mando” que, ahora más que nunca, simboliza las esperanzas de un pueblo en la transformación de su forma de vida. Las nuevas autoridades tienen mucho qué hacer en los próximos 3 años, pero el pueblo purépecha, al cual representan, está indiscutiblemente a su lado. Juntos construirán un Cherán del cual todos podemos aprender y al cual todos debemos apoyar.

Esa noche nos dimos a la tarea de recoger las impresiones de la gente. En una sola palabra podemos traducir las entrevistas: ESPERANZA.

¡Todos a defender Cherán!

La militarización no es la respuesta, ¡la organización y la autodefensa, SI!


*Observa más fotos de nuestra visita a Cherán en la página de facebook: http://facebook.com/elcomienzo.periodico



1 comentario:

Gonzalo Ramos Aranda dijo...

Les comparto mi poema . . .

BOSQUE . . . JAS

“Grave ecocidio forestal, la vida en peligro mortal.”

Los árboles sufren de pie,
por sus raíces, asidas a la fe,
enferman, lloran, fenecen,
tan cruel suerte no merecen.

El más humilde follaje
es víctima del ultraje,
¿quién resarcirá su orgullo,
quién les dará tierno arrullo?

Soy el alma de los bosques
que, por culpa de unos torpes,
“vegetan” con flora inerte
o han encontrado la muerte.

Soy la entraña de los montes,
de colinas, horizontes,
que han quedado desolados,
por algunos desalmados.

Soy la esencia de natura,
víctima de la incultura,
de intereses de unos cuantos,
por los que sufro de espantos.

Florestas de oyamel y pino,
¿porqué tan brutal destino?,
son taladas, son quemadas,
en lugar de ser amadas.

Robles, caobas maderas,
tropicales arboledas,
de la vida son las vetas,
hay que imponer serias vedas.

Contingencias ambientales,
algunas monumentales,
destruyen su ecosistema,
por imperio, por sistema.

¡A impedir que eso suceda,
que su grandeza no muera!,
son los pulmones del orbe,
oxígeno que se absorbe.

Soy la conciencia de todos
los seres humanos probos
que, a toda ciencia y paciencia,
cuidarán de la existencia.

De las frondas, de su fauna,
dejando atrás todo trauma,
remediando el ecocidio,
la sociedad en concilio.

Soy principio de justicia
que, a los pueblos, acaricia,
soy la condena del mundo
que clama, en lo más profundo:

“Talamontes infelices,
que no siguen directrices,
incendiarios despiadados
que, del diablo, son aliados.

Dejen en paz nuestros bosques,
ya somos sus guardabosques,
¡muy pronto tendremos fiesta,
nuestro amor los reforesta!”

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Pátzcuaro, Michoacán, México, a 06 de junio del 2013
Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14
A la memoria de la Reserva Ecológica “Estribo Grande”, pulmón de la región de Pátzcuaro, devastada debido al incendio ocurrido los días 12 y 13 de abril del 2013.