EL CALENTAMIENTO GLOBAL, OTRA CONSECUENCIA DE LA VORACIDAD CAPITALISTA




Por Carmen Carrera.

Actualmente, sabemos de grandes consecuencias que nos ha heredado el sistema de producción capitalista, principalmente sabemos de la desigualdad social que es generada por la concentración de las riquezas en unas cuantas manos. También conocemos la generación de la economía monetaria como uno de los principales rasgos para el intercambio de satisfactores por medio de “dinero”; pero lo que no se sabe a menudo, es que el capitalismo también nos ha heredado una de las peores consecuencias que no solo agudizará las contradicciones sociales sino que en toda su dimensión podría ser causante incluso de la extinción de las formas de vida dominantes del planeta Tierra, en este caso los humanos. Estamos hablando del proceso de calentamiento global.

Para entender este planteamiento es necesario remontarnos a los procesos sociales que han tenido lugar en la historia de la humanidad. En este plano la colonización de los países europeos sobre nuevas tierras descubiertas implicó, entre otras cosas, la pronta explotación de recursos naturales para saquearlos y después transformarlos según las necesidades de sus sociedades. Después se implementó maquinaria para hacer rendir a mayor escala estos recursos mediante el menor empleo de trabajadores, lo que conocemos como Revolución Industrial. Este proceso es considerado como un detonante en el desarrollo y fortalecimiento del sistema capitalista, ya que es en este periodo cuando se comienza a generar la mayor cantidad de concentración de capital y de “plusvalía” (obtenido de la parte que no es remunerada al trabajador y que se queda en manos del patrón). A su vez la revolución industrial significó una mayor búsqueda de materia prima, la cual fue y es hasta nuestras fechas obtenida de los países subdesarrollados en su momento colonizados.

Este acontecimiento a su vez demandó el empleo de “combustibles fósiles” (carbón, gas natural y posteriormente petróleo) para el funcionamiento de los diversos tipos de maquinaria empleada tanto en la industria como en los transportes. El punto medular en relación a la industria y el sistema capitalista con respecto al calentamiento global es que la quema y procesado de estos recursos genera emisiones de humo que se concentran en la capa de ozono (ubicada de 20 a 40 km sobre nuestras cabezas). Esta capa y los Gases de Efecto Invernadero (GEI) como vapor de agua, dióxido de carbono y otros presentes en ella de manera natural, son encargados de mantener la temperatura promedio de la Tierra (15° C) que fue determinante para que la vida se desarrollara y lo sigue siendo para que prevalezca. Una parte de la radiación que el sol envía a nuestro planeta es regresada o reflejada por la superficie terrestre hacia el espacio, mientras que los GEI se encargan de retener la otra parte en esta capa de ozono de la estratósfera.

El fenómeno de calentamiento global se da porque la temperatura promedio del planeta tiende a alterarse por una mayor retención del calor de radiación solar causada por el aumento de los gases de efecto invernadero y por la presencia de otros gases artificiales industriales que hacen que el comportamiento molecular de estos GEI sea distinto.

La principal consecuencia de este fenómeno es que el calentamiento progresivo del planeta deriva en la alteración de ecosistemas que son el hábitat de diversas especies animales y vegetales, en este aspecto corremos el peligro de enfrentar escasez de alimentos y la desaparición de especies preciadas que son el legado natural de la vida no sólo en el planeta sino en todo el sistema solar incluida la especie humana. El futuro de la Tierra ante esta tendencia al aumento de la temperatura global presenta el aumento del nivel del mar a causa del derretimiento de las regiones polares y sus glaciares, así como el “hundimiento” de porciones pequeñas de tierra emergida como islas o penínsulas entre otras catástrofes.

Uno de los motores del capitalismo es el libre mercado, y por medio de este se crean diversos satisfactores a la vez que se generan “necesidades creadas” que aunado al crecimiento de la población genera una mayor cantidad de productos contaminantes usados en todo el mundo de los que se desprenderán emisiones de gases de efecto invernadero. Estas emisiones contaminantes son generadas en su mayor porcentaje por las grandes industrias como la automotriz o la petroquímica que a su vez son responsables de lanzar al mercado productos severamente contaminantes (el automóvil y la gasolina). También se contempla en este sentido a los fertilizantes e insecticidas usados en la agricultura, los gases empleados en los sistemas de calefacción y refrigeración, los diversos tipos de productos aerosoles, el humo generado por la quema de basura o incendios forestales, y de manera indirecta la contaminación del agua ya que en su proceso de evaporación regresa estos contaminantes a la atmósfera.

Los procesos de calentamiento global al igual que las glaciaciones se han generado en anteriores etapas de la historia del planeta de modo que podemos entender que la Tierra cuenta con sus propios mecanismos para combatir estas alteraciones. Sin embargo, no podemos estar seguros de que la vida humana en el planeta durará mientras el sistema actual siga teniendo por prioridad la explotación irracional de los bosques, de los recursos acuáticos, de las especies animales, y del hombre mismo. Estas acciones de los humanos sobre la Tierra han generado un impacto sin precedentes. A pesar de que somos infinitamente pequeños hemos generado un daño únicamente comparable con el tamaño del planeta del cual los capitalistas se consideran dueños. La solución está en manos de los explotados quienes sufriremos los estragos de manera más directa, pues los burgueses verán la manera de sobrevivir a la hecatombe mundial que nos aguarda si no nos decidimos a transformar nuestra sociedad y nuestras conciencias, hoy en día el avance de la tecnología nos permite implementar procesos de producción, circulación y distribución de los bienes necesarios para la sociedad sin afectar el medio ambiente pero en el contexto capitalista esto resulta inviable principalmente porque chocan con los intereses de las transnacionales; las empresas petroleras no están a favor de energías más limpias que los hidrocarburos pero además las empresas dueñas de la tecnología no están dispuestas a permitir el uso de los avances tecnológicos sin antes recibir estratosferitas sumas de dinero por la tecnología a emplearse para tal o cual producción, para tal o cual distribución, etc.

Por estas razones la lucha contra el calentamiento global también es parte de la lucha contra el capitalismo, los avances tecnológicos libres de frío interés capitalista puede contribuir a reparar los daños ocasionados por un momento histórico de la humanidad; el capitalismo.

1 comentario:

Fiorella razuri madird dijo...

hola, quisiera saber cual fue tu fuente de información?